Foodshui o cómo gestionar las emociones cuidando la alimentación

foodshui-k0OI--620x349@abc

Cocina sana, meditación y gestión emocional. Estos son, según Tatiana Da Silva, experta en foodshui, los pilares que necesitamos para tener una mejor relación con nosotros mismos. Es importante escuchar nuestro interior y mejorar nuestra autoestima, pero también saber llevar un equilibrio con lo que comemos, entre otros.

Pero, ¿qué es el foodshui? En palabras de Tatiana Da Silva, el Foodshui, que empezó con ella, nació de manera natural, trabajando el equilibrio entre la comida, el agua y el bienestar emocional: «Hay que escuchar nuestro cuerpo porque muchas veces decidimos no comer o no beber y el organismo nunca nos va a pedir que no le demos alimento». Eso sí, la experta en foodshui asegura que aunque muchas personas se ponen en contacto con ella para hacer sus cursos, su método consiste en equilibrar cuerpo, mente y alma, no en contar calorías ni ponerse a dieta.

«El foodshui está enfocado al crecimiento emocional, a conocerse mejor, aprender y a buscar el equilibrio, es decir, si un día te has pasado con los excesos de comida, al otro intentas compensarlo, pero nunca fustigarse ni arrepentirse», aclara, añadiendo que el exceso de exigencia de por sí genera ansiedad, así que hay que empezar con «pequeños cambios» que nos sienten bien. «Con el foodshui tenemos una mente que piensa con más claridad, hacemos mejores digestiones... Y si un día tenemos menos energía, no pasa nada, nos quedamos en ese ritmo y al siguiente será mejor», manifiesta.

Para iniciarse
La pandemia, sin duda, ha puesto de manifiesto la necesidad de este tipo de formaciones debido a las situaciones que nos está tocando vivir. «Me encuentro muchas personas que debido a la crisis sanitaria y social que estamos viviendo tienen problemas para dormir, tienen cuadros de ansiedad, tienen una mala relación con la comida o que incluso se les está cayendo el pelo -explica Tatiana Da Silva- y todo esto se puede trabajar a través de las tres temáticas de mi curso».

Y es que, según las teorías del Ayurveda que Tatiana integra a sus clases, la sociedad actual no tiene una buena relación con su propio organismo. «Reclamamos mucho, actuamos poco, tenemos miedos falsos y anticipamos las pérdidas: como sociedad tenemos serias deficiencias en crecimiento personal, necesitamos soltar el control y sintonizar nuestro radar vital». Esta filosofía concibe la salud y la enfermedad en términos integrales: «Ayudando a la persona sana a conservar la salud y al enfermo a obtenerla. Es la madre de todas las artes curativas y su práctica está encaminada a promover la felicidad, la salud y el desarrollo creativo», añade.

La capacidad de adaptación de esta experta en Ayurveda de origen brasileño, formada en Estados Unidos y afincada desde hace años en nuestro país, es uno de los puntos fuertes de la formación ya que todas las disciplinas que imparte se pueden desarrollar bien de forma online o bien en clases presenciales con cumplimiento de un exhaustivo protocolo Covid en Madrid, y no tienen que impartirse todos a la vez, sino que se puede empezar por cocina, por ejemplo, y después continuar por meditación, si así se quisiera.

Te puede interesar