India y su tragedia sanitaria: más de 300 mil casos diarios de coronavirus desbordan los hospitales

SALUD Por Julia VOSCO
El sistema de salud está colapsado y hay desesperación social. Por la falta de suministros y disponibilidad hospitalaria, la gente muere en las calles sin ni siquiera ser atendida.
india-coronavirus-1jpg

La dimensión de la tragedia por coronavirus en la India no tiene precedentes. La segunda ola en ese país de Asia del Sur es devastadora. Los casos se multiplican, superan los 300 mil contagios por día y los hospitales y crematorios están colapsados. A eso, se le suma la escasez de medicamentos y oxígeno, lo que eleva drásticamente la cifra de muertos por COVID-19.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, hasta hoy el país confirmó casi 17 millones de infecciones y 192.000 muertes. Sin embargo, la realidad podría ser aún peor, ya que se desconoce el número real de fallecidos por coronavirus y personas contagiadas debido a que muchas se rehúsan a testearse o ni siquiera tienen alcance a esas pruebas.

Mientras el país intenta sobrevivir frente al virus que cambió al mundo, cientos de personas mueren en las calles como consecuencia del Covid sin haber sabido que estaban infectadas. Los hospitales están desbordados, al punto que no hay espacios ni camas disponibles en terapia intensiva. Incluso, muchos están rechazando a los pacientes por falta de insumos médicos y disponibilidad. El país ahora tiene la mayor demanda de oxígeno de todos los países de ingresos bajos, medios-bajos y medios-altos, según PATH, una organización que trabaja con instituciones y empresas globales para abordar problemas de salud.

De hecho, aproximadamente 4000 vagones del Indian Railways debieron ser convertidos y adaptados en marzo en salas médicas para atender a los casos leves y moderados de COVID-19. Las instalaciones proporcionaron 64.000 camas temporales más, le dijo a la BBC Gopal Agarwal, portavoz del Partido Bharatiya Janata del primer ministro Narendra Modi. Los pabellones y estadios deportivos también fueron convertidos en centros de tratamiento provisionales para aliviar la presión de los hospitales.

De acuerdo con virólogos y médicos de la India, las personas se descomponen en los alrededores de los hospitales mientras que sus familiares improvisan camillas y suministros de oxígeno. Muchos deben recurrir a instalaciones creadas espontáneamente para cremar a sus familiares ya que los servicios funerarios están colapsados. Jayant Malhotra, quien trabaja en un crematorio en Delhi, le dijo a la BBC que nunca había visto una situación tan aterradora: “No puedo creer que estemos en la capital de India. No hay oxígeno para la gente y están muriendo como animales”.

La situación epidemiológica se volvió trágica y caótica. Las autoridades no saben cómo frenar el avance del virus, mientras que la población hace lo que puede para sobrevivir. En el mientras tanto, la gente se aglutina y no toma las medidas preventivas como el uso del barbijo, ya sea por falta de acceso o por desconocimiento.

El médico Harjit Singh Bhatti, que trabaja en el Hospital Manipal de la capital, describió en diálogo con la BBC que “la gente jadea en la calle en busca de aire como peces fuera del agua”. Y lamentó: “Las personas no reciben oxígeno y mueren en la calle sin ser atendidas”.

Por su parte, Rajesh Bhushan, un funcionario del área de salud, reveló que en esta segunda ola, casi el 90% del suministro de oxígeno del país (7.500 toneladas métricas diarias) se está desviando hacia usos médicos.

Cuánto influye en la tragedia la variante india
La cepa B.1.617 fue detectada allí por primera vez en octubre del año pasado. Científicos estudian a paso acelerado si es la culpable de las masivas muertes por coronavirus en ese país. Por el momento, se desconoce hasta donde se ha extendido y si es la temida protagonista de esta segunda y trágica ola. La realidad es que la India pasó de registrar 93 mil casos diarios de Covid el año pasado a 300 mil por día este año.

Al respecto, Ravi Gupta, profesor de microbiología clínica en la Universidad de Cambridge (Reino Unido), le dijo a la BBC: “La sobrepoblación y la densidad de India hace que sea una incubadora perfecta para que este virus registre mutaciones”.

Si bien esta variante puede ser más contagiosa y letal que la versión original del SARS-CoV-2 (aún faltan evidencias científicas que lo corroboren), especialistas creen que las cifras aumentaron por las grandes concentraciones de personas y la falta de medidas preventivas como el uso de máscaras o el distanciamiento social.

“Si está detrás de la ola en India, le ha costado varios meses llegar a este punto, lo que sugiere que probablemente sea menos transmisible que la variante Kent B117”, le dijo a la BBC Jeffrey Barrett, del Wellcome Sanger Institute, en Reino Unido. Esta variante se detectó en 220 de las 361 muestras recolectadas entre enero y marzo en el estado de Maharashtra, en el oeste del país. Además, fue registrada en otros 21 países, incluyendo Inglaterra, que estudia esta cepa y no la considera aún demasiado peligrosa.

Los científicos aún desconocen si esta variante es más infecciosa y letal que otras. Algunos expertos sostienen que una de sus mutaciones es similar a las de Sudáfrica y Brasil, que podrían evadir los anticuerpos del sistema inmunológico que combaten al virus. Hasta el momento, la variante inglesa sigue siendo la más preocupante y dominante ya que se ha extendido a unos 50 países.

Respecto a si es más resistente a la vacuna, Jeremy Kamil, virólogo de la Universidad Estatal de Luisiana (EE.UU.), dijo que no lo cree y recordó la importancia de vacunarse para evitar la gravedad de la enfermedad y la posible muerte. “Para la mayoría de las personas, estas vacunas pueden significar la diferencia entre ser asintomáticos o sufrir la enfermedad levemente y terminar en el hospital con riesgo de muerte. Por favor, tome la primera vacuna que le ofrezcan. No cometa el error de dudar y esperar una vacuna ideal”, concluyó.

Te puede interesar