No descartan que una persona pueda contagiarse hasta tres veces de coronavirus

SALUD Por Julia VOSCO
Una reciente investigación plantea que no basta sólo una exposición al virus, sino más de una, para tener cierto grado de inmunidad.
images?q=tbn:ANd9GcSlqmelNsmiHoShOb3f2BW1Z3fhMl1b25ke0Q&usqp=CAU

Aunque hasta el momento sólo se estudió la probabilidad de contagiarse dos veces con COVID-19, científicos de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación científica de Brasil y América Latina, no descartan que una tercera reinfección pueda presentarse en algunos casos de pacientes positivos.

Libia Tandazo es una paciente de 70 años y cuenta que desde el año pasado hasta la actualidad, ella se ha contagiado coronavirus en tres ocasiones. La primera vez se infectó en marzo de 2020, luego el COVID-19 volvió a enfermarla en septiembre. Y hoy está saliendo de su tercera reinfección, según publica el Diario Extra de Ecuador. También hay casos reportados en España y Estados Unidos.

“No sabemos cuánto tiempo dura la inmunidad postcovid. Una persona podría ser vulnerable a una nueva reinfección o incluso a contraer una variante diferente”, apuntó Thiago Moreno, investigador del Centro de Desarrollo Tecnológico en Salud de la Fiocruz y coordinador de un estudio que será publicado en mayo en la revista Emerging Infectious Desease (EID) para que sea revisado por pares científicos.

El trabajo también plantea que si en una primera infección se experimentan síntomas leves, en el segundo contagio, las expresiones de la enfermedad pueden ser más fuertes, pero no requerir hospitalización.

Además, determina que si una persona resulta reinfectada por la misma variante de coronavirus “se debe a que el paciente no habría creado una memoria inmunitaria” y, en el caso de contraer otra variante, sucedería porque esta “escaparía” de la vigilancia y no sería reconocida por la memoria generada anteriormente, por ser un poco diferente.

Con la participación de investigadores de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), del Instituto de Educación e Investigación D’Or (Idor) y de la empresa china MGI Tech Co, el equipo hizo el seguimiento semanal a un grupo de 30 personas desde el inicio en marzo de 2020 -cuando recién había llegado la pandemia a Brasil-, y hasta finales del año. De ellos, cuatro contrajeron el Sars-CoV-2 y algunos fueron reinfectados por la misma variante.

“Estas personas no tuvieron realmente una inmunidad detectable hasta después de la segunda infección. Esto nos lleva a pensar que para una parte de la población que tuvo la enfermedad de forma leve, no basta solo una exposición al virus, sino más de una, para tener cierto grado de inmunidad“, explicó Moreno.

Sobre la memoria inmunitaria
Es una de las principales características del sistema inmunitario. Permite que un individuo no contraiga una enfermedad determinada cuando entra en contacto con el patógeno que la causa. Es, por tanto, el fundamento de la vacunación. Conocer la memoria inmunitaria frente al SARS-CoV-2 es fundamental para mejorar los diagnósticos y las vacunas, y para evaluar la futura evolución de la pandemia.

Hasta el momento, los estudios sobre la memoria inmunitaria advierten que no se pueden sacar conclusiones directas porque los mecanismos de inmunidad protectora contra el SARS-CoV-2 aún no están definidos en los seres humanos. Es más, dicha inmunidad varía drásticamente de una persona a otra.

El rol de las vacunas es clave
Los datos sugieren que las vacunas podrían ser capaces de proteger a la población de la infección por SARS-CoV-2 y, por tanto, del COVID-19, durante varios meses después de la inmunización.

Así, se reducirían la incidencia y la mortalidad de la enfermedad. Es lo que ya está ocurriendo en segmentos de la población que han sido ampliamente vacunados en países como Israel.

Te puede interesar