Por qué la endometriosis tiene un diagnóstico muy difícil

SALUD Por Carola LEVI
Esta enfermedad tiene síntomas muy dolorosos que pueden impedir hacer una vida normal
endometriosis-kv1--620x349@abc

La endometriosis es una enfermedad de difícil diagnóstico, aunque cada vez hay sobre ella más atención y se sabe más de sus características. Las mujeres que la padecen describen los dolores que sienten durante los días de menstruación, y a veces el resto del ciclo, como «insoportables», pero la tendencia que hay de 'invisibilizar' las molestias que se sufren por la regla, y a quitarles importancia, hacen que esta enfermedad, que según los estudios sufre una de cada 10 mujeres, sea una de las últimas opciones propuestas cuando se va al médico.

Explica Fulvia Mancini, directora médica de Clínicas EVA, que la endometriosis, que no solo es muy dolorosa, sino también crónica, se produce cuando la mujer tiene el periodo cada mes y, a través del sangrado, elimina las células del revestimiento del útero que se han inflamado por los cambios hormonales. «El problema ocurre cuando estas células crecen en otros lugares, incluso ajenos al aparato reproductor. Hablamos de implantación y crecimiento benigno de tejido endometrial fuera del útero. Este tejido se localiza de forma habitual en la zona pélvica y los ovarios, pero puede llegar incluso al intestino, la vejiga, el estómago y el pulmón», comenta la profesional.

Síntomas dolorosos
Los síntomas de la endometriosis pueden pasar desde las menstruaciones dolorosas a otras dolencias más específicas, como dolor durante las relaciones sexuales, dolor lumbar o hinchazón pélvica. Que estos síntomas no sean exclusivos de la endometriosis hace que todavía haya muchos casos sin diagnosticar. Irene Aterido, sexóloga y experta en endometriosis y ciclo menstrual, añade que «sentir dolor durante la menstruación, aunque en muchos casos sea habitual, no es algo normal, y por ello esto debería ser el primer síntoma que nos hiciera plantearnos que algo no anda bien y acudir a una consulta ginecológica».

La doctora Shree Datta, ginecóloga colaboradora de Intimina explica cuáles son los pasos que se deben dar para llegar a un diagnóstico: «Lo primero es acudir a un ginecólogo, que conocerá los antecedentes médicos y realizará un examen pélvico. También es posible que se solicite un diario de síntomas, porque puede ser difícil distinguir la endometriosis de otras afecciones médicas». Continúa y comenta que también se suele pedir una ecografía. Una vez realizadas estas pruebas, hay dos opciones: tratar la enfermedad con medicación, o sugerir una laparoscopia. «En mujeres con endometriosis severa, se recomendaría una resonancia magnética antes de considerar la cirugía», puntualiza la doctora.

Impacto en el día a día
Más allá de los dolores, la endometriosis tiene un impacto en distintas áreas. Los psicólogos de Clínicas EVA hablan de las consecuencias en cinco campos distintos:

- Laboral: En ocasiones, los fuertes dolores impiden llevar una vida activa normal. Asimismo, las consultas médicas e intervenciones quirúrgicas suponen días libres y bajas laborales. 

 - Familiar y social: Puede darse una incomprensión y frustración por parte del entorno. produciendo en la mujer aislamiento y soledad. 

- Económicas: Aunque los tratamientos médicos y medicaciones pueden ser asumibles, si la enfermedad afecta a la fertilidad, se deben asumir grandes gastos en casos tratamientos de reproducción asistida.

- Sexual: Los problemas a la hora de mantener relaciones sexuales, como dolor antes, durante o después de la relación sexual, o la falta de apetito, calambres suelen ser muy molestos.

- Ocio y tiempo libre: Pueden verse reducidas algunas actividades y experiencia que supongan esfuerzo y movimiento físico, de forma temporal o más o menos crónica.

Te puede interesar