Por qué es clave el control cardiometabólico en pacientes con diabetes

SALUD Por Carola LEVI
Recomiendan monitorear los niveles de azúcar en sangre y contemplar, a la vez, el manejo del riesgo cardiovascular y del peso corporal.
D7PJQ7LITBENNBWX4F3STF3RCI

La cardiología tiene un rol protagónico en el control y el tratamiento de las personas con diabetes mellitus tipo 2 (DM2), que se diagnostica cuando el cuerpo de la persona no produce suficiente insulina o es resistente a la insulina.

“La intervención precoz y el adecuado control de todos los otros factores de riesgo, como la hipertensión arterial, el colesterol elevado y el sobrepeso, permiten mejorar la evolución y pronóstico de las personas con diabetes. Cuanto antes alcancemos un buen control, mayores serán las posibilidades de evitar complicaciones a largo plazo”, afirmó Paola Harwicz (M.N. 84.182), directora del Consejo de Cardiometabolismo de la Sociedad Argentina de Cardiología.

Un estudio internacional reveló que 4 de cada 10 argentinos con diabetes tipo 2 tienen, además, enfermedad cardiovascular. Por esto, expertos remarcan que el abordaje de la enfermedad debe ir mucho más allá del control de los niveles de azúcar en sangre y contemplar, a la vez, el manejo del riesgo cardiovascular y del peso corporal.

La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) está aumentando en forma significativa en todo el mundo. En la Argentina, los datos de la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) revelan un incremento en la prevalencia de diabetes que pasó del 8,4% en 2005 a 12,7% en 2018.

Un trabajo publicado en la Revista Argentina de Cardiología en diciembre de 2020 afirma que la mayoría de los pacientes con DM2 presenta dos o más factores de riesgo cardiovasculares y una elevada prevalencia de complicaciones asociadas. La investigación concluye que se observa un bajo alcance de los objetivos terapéuticos, así como también un bajo uso de fármacos con beneficio cardiovascular.

“Hay estudios que muestran que la mitad de los pacientes no logra un control óptimo de su diabetes solo con medicación oral tradicional y ellos pueden beneficiarse de nuevas opciones terapéuticas que logran resultados más contundentes en el descenso de la glucemia y que aportan otros beneficios”, plantea Harwicz.

Un nuevo tratamiento para tratar la diabetes tipo 2
“En la Argentina, hay un avance muy importante que permite lograr un mejor control glucémico, que naturalmente es el principal objetivo del tratamiento de la diabetes, pero que -a la vez- ofrece beneficios cardiovasculares probados y una reducción de peso significativa y sostenida. Además, tiene una muy cómoda forma de administración, que seguramente contribuirá a una mayor adherencia al tratamiento y más aceptación por parte de los pacientes”, señala León Litwak (M.N. 40.398), médico diabetólogo, asociado del Servicio de Endocrinología, Metabolismo y Medicina Nuclear del Hospital Italiano de Buenos Aires. El especialista se refiere a la Semaglutida, medicación que ya está disponible para los pacientes que lo necesiten.

“Lograr un buen control de enfermedades crónicas requiere cambios en el estilo de vida y representa un desafío grande; lo sabemos los médicos y lo experimentan todos los días nuestros pacientes. Por eso, siempre es una buena noticia empezar a contar con opciones terapéuticas que simplifiquen el tratamiento, contribuyendo a la adherencia terapéutica, y que alcancen resultados superadores a lo que ya conocíamos”, concluyó Litwak, quien también es Codirector de la Maestría de Riesgo Cardiovascular, Diabetes y Enfermedad Vascular del Instituto Universitario del Hospital Italiano.

Te puede interesar