El pastel de zanahoria y ricotta sabroso, fácil y lleno de vitaminas

HOY COMEMOS SANOS Por Carola LEVI
Es una idea sencilla para que no siempre comas zanahorias crudas o cocidas
pastel-de-zanahoria-1-khlF-U402122502796A0C-510x550@abc

INGREDIENTES (4 PERSONAS)
Zanahorias
8-10
Cebolla dulce
1
Dientes de ajo
4
AOVE
2 cucharadas
Salsa de soja (baja en sodio)
1 cucharada
Curry
½ cucharada
Cilantro molido
½ cucharada
Pimienta negra y sal
Al gusto

PARA LA COBERTURA
Huevo
1
Ricotta
250 gramos
Queso Emmental rallado
50 gramos
Queso parmesano rallado
1 cucharada
Semillas
Para decorar
Tomillo limonero
Para decorar
Y ahora te cuento paso a paso cómo preparar un delicioso pudin o pastel de zanahorias y ricotta.

 Preparación
Vamos a comenzar por pelar y picar la cebolla en brunoise y el ajo muy fino. Calentar 2 cucharadas de aceite de oliva en una cazuela y dorar estos vegetales. Al mismo tiempo vamos pelando las zanahorias y rallándolas gruesas para que no suelten demasiada agua. Añadimos las zanahorias a la cebolla y el ajo cuando estén bien dorados y remover para que se integren. Bajamos el fuego a medio y removiendo de vez en cuando ir cocinando la zanahoria en su propio jugo durante 10-12 minutos hasta que se vayan ablandando pero sin excedernos en la cocción.

Pasado este tiempo, añadimos la soja, la pimienta, el curry y el cilantro y rectificamos de sal si necesitase.
A continuación, con la batidora de pie trituramos ligeramente la mezcla, no debe estar hecha completamente un puré, los pequeños trozos de zanahoria harán que tenga una textura más interesante. Forramos el fondo de un molde desmontable con papel vegetal engrasando ligeramente con aceite. Extender la base compuesta de la mezcla de vegetales y especias

Es el momento de preparar la parte de arriba. Para ello en un bol batimos bien el huevo hasta que esté espumoso, integramos bien el queso ricota y el emmental.

Con esa crema cubrimos la zanahoria, extendiéndola uniformemente, espolvoreando por encima con el parmesano rallado y horneamos en el horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos. Para dorar la cobertura, podemos darle un toque de grill durante 3 minutos más.

Para servir lo decoramos con una mezcla de semillas de chía, lino, girasol y calabaza y unas ramas de tomillo limonero. Una receta perfecta como entrante y que podemos usar también con los más peques además de ser muy fácil de realizar.

Te puede interesar