Cuáles son los anticonceptivos orales más recomendados por los ginecólogos

NOTICIAS DE INTERÉS Por Carola LEVI
Figuran entre los métodos de prevención de embarazo más eficaces, aunque no protegen de las enfermedades de transmisión sexual. Conocé por qué revolucionaron la sexualidad humana y cuáles son sus múltiples beneficios.
EEZZL63PUBGGBHUHBCE5ADBGLM

Desde su aprobación y salida a la venta en 1960, los anticonceptivos orales generaron una revolución en la sexualidad humana. Se trata de uno de los métodos de prevención de embarazo reversibles más eficaces del mundo, aunque no protegen de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Sin embargo, su efectividad es de entre un 97% y 98%, utilizándolo conscientemente, es decir, sin omitir ningún comprimido.

Cuando una mujer decide comenzar a tomar pastillas anticonceptivas, debe recurrir primero a un ginecólogo para ver cuál de todas las que existen en el mercado es la más conveniente según su organismo, hábitos y edad.

Javier Sapir (M.N. 77.826), médico en Ginecología y Obstetricia (miembro de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Buenos Aires) y especialista en Sexología Clínica (miembro de la Sociedad Argentina de Sexología Humana), le dijo a Con Bienestar que “no existe una píldora ideal, ya que todo depende de la edad y necesidad de cada mujer”.

El especialista explicó que el objetivo de la medicina siempre fue “lograr un muy alto efecto anticonceptivo con la menor dosis hormonal posible, acompañado de efectos favorables y positivos para el organismo de la mujer y con la mínima posibilidad de efectos adversos durante el tiempo de la toma”.

Sapir contó que desde que comenzaron a utilizarse, se fueron empleando compuestos más modernos y amigables para el organismo y la salud femenina. En la actualidad, aseguró, los más utilizados son los ACO (Anticonceptivos Orales Combinados), compuestos por un “estrógeno y un progestágeno” que, además de ser muy eficientes para la prevención del embarazo, “otorgan un excelente control del ciclo menstrual”.

Las hormonas sintéticas en los anticonceptivos orales combinados (ACO) suprimen la ovulación. Al reducir la cantidad de prostaglandina producida en el recubrimiento del útero, también pueden reducir el flujo sanguíneo y los dolores tipo cólico menstruales.

Sapir precisó que a éstos se los puede clasificar en: monofásicos (todas las pastillas tienen la misma composición), bifásicos (la composición varía en la mitad del ciclo), y trifásicos (cambian las dosis de las pastillas secuencialmente). “También, según la cantidad de carga hormonal que contenga el anticonceptivo oral, se los puede clasificar en: dosis regular, baja dosis y ultrabaja dosis”, especificó.

“Actualmente, también contamos con ACO sin estrógenos que se utilizan en aquellas mujeres que, por alguna razón, tienen contraindicado el uso de esas hormonas como sucede en el caso de las personas con migrañas o hipertensión arterial”, le explicó Sapir a Con Bienestar.

¿Para qué se usan los ACO?
Además de su efecto anticonceptivo para prevenir embarazos, tienen múltiples usos:

Mejoran y disminuyen molestias o dolores premenstruales.
Regulan el ciclo menstrual.
Previenen el cáncer de ovario.
Mejoran el acné.
Ayudan a paliar o retrasan las complicaciones endometriósicas.
Los que contienen antiandrogénicos mejoran las manifestaciones como hirsutismo (aumento de vello facial, corporal, acné, etcétera).
Disminuyen el sangrado en aquellas mujeres que tienen menstruaciones muy abundantes.
“Una de las cosas más importantes que debemos entender es que los ACO son excelentes como método anticonceptivo, pero no evitan ni previenen las enfermedades de transmisión sexual. Los únicos métodos anticonceptivos que protegen a las personas de las ETS son los preservativos, que pueden utilizarse como complemento de estas píldoras para lograr los dos objetivos: prevenir el embarazo y cuidar la salud”, advirtió.

Por último, Sapir concluyó: “No hay una píldora ideal o mejor que otra. Es el ginecólogo/a quien, durante la consulta, le dará a la paciente toda la información necesaria y le recomendará el ACO más indicado para su organismo y necesidades. El objetivo es siempre poder vivir una vida saludable y una sexualidad plena”.

Te puede interesar