Un estudio del Conicet sugiere vacunar con una sola dosis a quienes ya tuvieron coronavirus

SALUD Por Carola LEVI
La investigación reveló además que las personas que recibieron las dos dosis desarrollaron anticuerpos. Las conclusiones se presentarán la semana próxima al Ministerio de Salud.
F42MRDCRA5GHZJHGFAKSMLXQEE

Las personas que estuvieron expuestas al coronavirus y recibieron la primera dosis de la vacuna Sputnik V generaron los mismos o más anticuerpos que aquellas que completaron el esquema de inmunización, según reveló un estudio realizado por investigadores del Conicet y del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.

El resultado es similar al de otros cuatro estudios realizados en los Estados Unidos y Europa con las vacunas de Pfizer y Moderna, lo que abre las puertas a la posibilidad de inmunizar con una sola dosis a todas aquellas personas que hayan tenido el virus.

Jorge Geffner, uno de los autores del estudio, le dijo a TN.com.ar que la semana próxima una delegación de científicos se reunirá con autoridades del Ministerio de Salud de la Nación para exponer las conclusiones de la investigación.

“Los datos son tan claros y los antecedentes de Pfizer y Moderna son tan claros que frente a la baja oferta de vacunas yo, a título personal, recomendaría que a los que estuvieron infectados con coronavirus se les apliquen una sola dosis”, indicó Geffner, investigador superior del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (Inbirs), dependiente del Conicet.

Sin embargo, aclaró que “todas las resoluciones las toma el Ministerio de Salud” y precisó que el grupo de científicos autor del proyecto simplemente presentará los resultados de la investigación.

“Lo que demuestra el estudio es que si tuviste una infección previa, con una sola dosis de la vacuna Sputnik V, producís niveles iguales o mayores a los que reciben las dos dosis”, aseguró.

Geffner dijo que hay un universo de más de dos millones de argentinos que estuvieron expuestos al virus que podrían ser inmunizados con una sola dosis, aunque se estima que debe haber una cifra similar que jamás se enteró del contagio al ser asintomáticos, pero en esos casos se deberían hacer estudios más complejos para poder identificarlos. “La resolución es del ministerio de Salud”, resumió.

Cuál fue la efectividad de las dos dosis
El estudio señaló que el 100% de las personas voluntarias desarrolló anticuerpos específicos contra el nuevo coronavirus tras recibir el esquema completo de dos dosis de la vacuna rusa. Geffner aclaró que no habría ninguna contraindicación para que las personas expuestas al coronavirus reciban las dos dosis previstas en la campaña de inmunización.

En tanto, la jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL), Andrea Gamarnik, confirmó que “los resultados del estudio muestran que las personas previamente expuestas al virus, que mostraron tener anticuerpos antes del inicio de la vacunación, generan una respuesta inmune humoral rápida al recibir el suero solo una vez”.

Incluso, añadió la investigadora superior del Conicet y miembro del equipo científico que elaboró el estudio, produjeron niveles de anticuerpos similares e incluso superiores a los producidos por personas no infectadas que recibieron el cronograma completo de la vacuna rusa.

¿Hacia un nuevo modelo de vacunación?
Las conclusiones del estudio avalan la posibilidad de revisar la campaña de vacunación iniciada a fines de diciembre por el gobierno, con foco en las personas que tuvieron covid-19, a los que se les podría aplicar una sola dosis de la vacuna. De esa forma, se optimizarían recursos sin comprometer la eficacia de la campaña de vacunación.

En la primera etapa del estudio se analizó la respuesta inmune de 142 trabajadores de la salud voluntarios de entre 18 y 59 años y de siete centros públicos de la provincia de Buenos Aires. De ellos, 22 habían estado expuestos a virus.

La investigación tuvo el respaldo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación y fue coordinado por el Ministerio de Salud bonaerense. Participaron además la Fundación Instituto Leloir, Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (dependiente del Conicet y la UBA) y el Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

Te puede interesar