Ocho consejos para la alimentación de los chicos en edad escolar

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
El alto consumo de grasas y azúcares diarios favorece el aumento de peso y la mala nutrición. Qué tener en cuenta a la hora de armar el menú diario y las viandas de la escuela.
KDJ4AZRFZ5A7NAOFRRAY5DECBQ

Según el Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (CESNI), 1 de cada 3 niños en edad escolar tiene sobrepeso u obesidad. Los especialistas coinciden en que la alimentación saludable debe ser un hábito constante. Tiene que ser variada, equilibrada y distribuida en cuatro comidas, agregando un snack saludable como colación.

Es verdad que la vida actual no ayuda: los chicos pierden horas de educación física y apenas si pueden salir un rato al recreo, donde pueden jugar o moverse en unos metros delimitados en el patio. Pero también hay que tener en cuenta los factores de crecimiento en la edad escolar.

“La gente no se da cuenta de que es muy normal que los cuerpos cambien, con o sin pandemia”, dijo a The New York Times, Katja Rowell, médica general y especialista en alimentación infantil. Muchos niños, de todas las edades, tienden a seguir un patrón de crecimiento particular que implica “engordar” antes de aumentar su altura, dijo.

Esto es especialmente común justo antes y durante la pubertad, una época en la que los chicos pueden aumentar hasta la mitad de su peso corporal. “Puede que estemos viendo una variación normal en el peso y la altura, que ahora se la adjudiquemos a la pandemia”, explicó Rowell.

Cómo mantener una dieta equilibrada para los chicos
La nutricionista Daniela Natale ( M.N. 7.424), miembro de la Sociedad Argentina de Nutrición hace un repaso sobre lo que tienen que contener las comidas en general y las viandas escolares:

“Siempre que sea posible, deben contener frutas, verduras, cereales integrales y alguna porción de carne. En ocasiones, puede colocarse una porción de tarta de vegetales o algún sándwich bien completo. Siempre incluir una fruta de postre y una botella de agua”, aconseja.

La especialista indica que para poder cubrir los requerimientos nutricionales una de las comidas principales del día puede hacerse en base de algún hidrato de carbono, como pastas, arroz, u otros cereales como maíz o quinoa, y la otra a base de proteínas, como pescados, carne o pollo, siempre acompañadas de verduras.

Qué tener en cuenta a la hora de armar viandas escolares
Cuánto más colores tenga la vianda, más nutritivo será el plato.
Como postre, es ideal una fruta diferente por día.
Es fundamental elaborar las viandas un día antes. No hay que envasarlas calientes sino cuando la comida ya fue enfriada en la heladera.
Para conservar los alimentos, usar envases que cierren de manera hermética y guardarlos dentro de luncheras térmicas bien higienizadas.
Enseñarles a los chicos a no apoyar nunca la lunchera en el piso y si hay heladera en el colegio, guardarla allí hasta la hora del almuerzo.
Utilizar bolsas de cierre hermético y materiales impermeables para envolver la comida e impedir el pase de humedad. Puede usarse film o papel de aluminio.
Utilizar packs refrigerantes o bien conservadores si queremos enviar alimentos que necesitan frío y el colegio no cuenta con heladera.
Si la escuela cuenta con heladera, también se pueden incorporar lácteos o aderezar las ensaladas o enviar mayonesa o ketchup.

   

Te puede interesar