Agua de coco: la verdad sobre los beneficios de la bebida que triunfa en Instagram

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
¿Para qué sirve el agua de coco?
agua-coco-2-516x315

Cuando llega el verano es un clásico ver en las cuentas de Instagram más “cool” imágenes de playas paradisíacas y lugares exóticos donde no falta una palmera y un coco. Además, este último se  lleva a convertir en un complemento más para hacer una fotografía muy “instagramer”.

Durante los últimos años se le viene atribuyendo propiedades “fantabulosas” al agua de coco que van mucho más allá de la realidad.

Algunas de estas afirmaciones que no tienen en cuenta los estudios científicos al respecto indican que tiene propiedades antioxidantes y por lo tanto frena el estrés oxidativo y el envejecimiento celular o incluso que es el sustituto ideal y natural de las bebidas isotónicas para deportistas.

La realidad es que no es para tanto pero tampoco podemos despreciar determinadas cualidades de este agua que sí que puede ser una alternativa saludable para hidratarse en verano.

Según los valores nutricionales obtenidos de la base de datos USDA, el agua de coco es una bebida con un valor calórico muy bajo, por lo que puede estar indicada para aquellas personas que se quieren cuidar.

En cuanto a las propiedades antioxidantes debemos decir que no es verdad pues no tienen vitaminas suficientes para poder afirmarlo.

Lo que sí es cierto es que para pasar un día en la playa e hidratarnos puede ser una buena aliada. Eso sí, no podemos afirmar lo mismo cuando hablamos de sustituir una bebida isotónica para deportistas por agua de coco.

Una bebida isotónica para deportistas debe cumplir estas dos funciones con el fin de evitar la deshidratación y prevenir posibles lesiones:

Reponer los depósitos de glucógeno.
Compensación de electrolitos: sodio y potasio que perdemos .
En este caso las concentraciones tanto de azúcares, como de electrolitos no son suficientes para aquellas personas que realizan ejercicio físico (y menos si este es de gran intensidad).

Una bebida isotónica para deportistas contiene (para el ejemplo pongo una etiqueta nutricional de una bebida comercial):

Azúcares: 79 g (frente a los 17 g del agua de coco).
Sodio 1,4 g (frente a los 4,2 mg del agua de coco).
Potasio 383 mg (frente a los 167 g del agua de coco).
Como puedes comprobar los valores no son comparables entres sí, por lo que tendríamos que descartar al agua del coco como “bebida isotónica natural”.

Lo que sí que podemos afirmar es que para un día de playa o piscina o como sustitutivo de un refresco puede ser una buena opción. Eso sí, como siempre te recomiendo, es importante hacer una lectura correcta del etiquetado nutricional, ya que en muchas ocasiones las marcas comerciales pueden añadir azúcares a su composición puesto que el agua de coco de forma natural tiene un sabor salado.

Te puede interesar