Pampita, embarazada y con coronavirus: qué riesgos enfrenta

SALUD Por Carola LEVI
Se confirmó que la modelo contrajo la enfermedad. Extreman los recaudos porque está cursando su cuarto mes de gestación.
IJZXZPIG6RAUVGX4VFOL563IWQ

La preocupación por el estado de salud Carolina Pampita Ardohain aumentó. La modelo, embarazada de casi cuatro meses, finalmente dio positivo de coronavirus. Más allá de que no sabe dónde se contagió, la inquietud radica en si la infección podría comprometer su embarazo o hacerla más vulnerable a la enfermedad.

Los expertos consultados por Con Bienestar coinciden en que al ser una persona saludable y joven (tiene 43 años) lo más probable es que pase la enfermedad sin ningún tipo de complicaciones, independientemente de su estado.

Por otro lado, el embarazo no es un factor de riesgo para el COVID-19 ni el virus en sí mismo pone en peligro el proceso de gestación, según las evidencias con las que se cuenta hasta el momento.

“Tiene los mismos riesgos por su edad y sus antecedentes que cualquier otra persona. Al ser una mujer joven y sana, lo más probable es que transite el coronavirus sin ningún tipo de complicaciones. No es como con la epidemia de gripe A, en la que las embarazadas tuvieron más complicaciones que las mujeres que no lo estaban”, señala el obstetra Roberto Casale (M.N. 65.557), Jefe de Departamento Materno Infantil del Hospital Posadas.

Lo único que se debe tener en cuenta es que el embarazo es un estado en el que el cuerpo puede generar más coágulos y desarrollarse una trombosis. “El coronavirus causa una reacción inflamatoria que genera mayor riesgo de trombosis, con lo que si se le suma al embarazo es necesario que a la mujer se le dé un tratamiento anticoagulante, como heparina de bajo peso molecular de forma profiláctica, para reducir el riesgo de esta complicación”, detalla el tocoginecólogo Alan Guetmonovitch (M.N. 138.010).

Según los estudios realizados a la fecha, tener COVID-19 no genera más riesgo de aborto. Aunque sí se registraron algunos casos de transmisión vertical, es decir, que la madre se contagió y el virus pasó a través de la placenta al feto, por lo que el bebé nació con la enfermedad.

Las mujeres que tuvieron complicaciones en el embarazo debido al coronavirus fueron las que se encontraban en estado avanzado, en el último trimestre, y porque tenían alguna comorbilidad como, por ejemplo, obesidad o diabetes.

“En algunos casos, tuvieron malos resultados perinatales por aumento de la prematurez. Se da porque, por ejemplo, es más difícil ventilar a una mujer embarazada con asistencia respiratoria mecánica. Entonces, hay que hacer que nazca al bebé para que la madre reciba oxígeno de forma adecuada. O si tiene una dificultad respiratoria, que tenga una buena saturación de oxígeno”, detalla Casale.

Más allá del COVID-19, Pampita tiene mayor riesgo de complicaciones en el embarazo por su edad. Pasada la barrera de los 35 años, las mujeres son más propensas a presentar preeclampsia, un proceso que se caracteriza por hipertensión arterial, proteinuria y edema. También la calidad de los óvulos en términos genéticos empeora con el correr del tiempo.

¿Las embarazadas se pueden vacunar?
La mayoría de las vacunas contra el coronavirus que hay en el mercado no están recomendadas para aplicar a las embarazadas, porque los ensayos clínicos no probaron la inmunización en esta población. Es decir, que no se analizó su eficacia y seguridad durante este período.

Tampoco se permite su aplicación en el caso de que la mujer se encuentre en período de lactancia. Por lo que, y por no contar con el aval de la ciencia en este tema, Pampita no se podrá inmunizar hasta que no dé a luz y deje de dar el pecho.
 

Te puede interesar