¿Es realmente necesario consumir azúcar para tener energía?

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
La Organización Mundial de la Salud recomienda limitar la ingesta de azúcares libres, de forma que no superen el 10% del aporte calórico total de la dieta. No obstante, para tener energía no es necesario recurrir a ellos
azucar-energia-U303043057595PqE--620x349@abc

¿Cuántas veces nos han dicho o hemos aconsejado nosotros mismos el consumo de azúcar por la mañana para empezar el día con energía? Si los nutricionistas ya se han encargado de refutar esta idea demostrando que el desayuno no es obligatorio ni tampoco necesario, ahora el quid de la cuestión está en si es o no recomendable que haya azúcar. Y no, el azúcar no es imprescindible, ni por la mañana ni por la noche porque podemos consumir alimentos azucarados de muchas formas diferentes.

La dietista-nutricionista Mireia Cabrera Cárdenas alerta, como no puede ser de otro modo, que la afirmación «el desayuno es la comida más importante del día» es un falso mito porque realmente no es obligatorio desayunar todas las mañanas siempre y cuando el resto del día nos nutramos correctamente: «No es cierto que debamos de consumir alimentos azucarados para tener energía por las mañanas. Si no nos apetece comer no es necesario desayunar y si realmente nos apetece desayunar es importante escoger alimentos que nos aporten energía pero que tengan un alto valor nutricional, como es escoger la pieza de fruta entera antes que la versión en zumo, por ejemplo».

Mireia Cabrera Cárdenas explica que lo que que comúnmente conocemos como "azúcar", es realmente sacarosa. Esta sacarosa, a su vez, está formada por una molécula de glucosa y una de fructosa, y el cuerpo puede extraer estas mismas moléculas de alimentos muy diferentes «como una pieza de fruta o de un terrón de azúcar». «Evidentemente, el impacto que tendrá sobre el organismo escoger un alimento u otro será muy diferente debido principalmente a que tienen diferentes matrices alimentarias: la fibra de la fruta entera hace que nos suba el azúcar en sangre menos y por tanto, también nos sacia más», dice.

 Alternativas al azúcar
Como comentaba antes la dietista-nutricionista, los carbohidratos son las moléculas que por excelencia nos aportan más energía, por lo que alimentos como la tradicional bollería son fuente de carbohidratos, pero la fruta entera y los cereales integrales como pueden ser la avena integral o el pan integral también lo son, «siendo una opción mucho más saludable». Además, no hay que olvidarse de que nuestro organismo no vive únicamente gracias a los carbohidratos, las grasas saludables también son una fuente excelente de energía. Algunos ejemplos son los frutos secos naturales, el aceite de oliva virgen extra o el aguacate.

Según datos de la BEDCA, Base de Datos Española de Composición de Alimentos, algunos de los alimentos saludables con más energía son los siguientes: aceite de oliva virgen extra (888 kcal), avellanas (656 kcal), pipa de calabaza (603), nuez (595 kcal), pistacho (594 de energía total), anacardo crudo (577 kcal), avena cruda (401 kcal) o aguacate (570 de energía total).

La Organización Mundial de la Salud recomienda limitar la ingesta de azúcares libres, de forma que no superen el 10% del aporte calórico total de la dieta (y mejor aún si no pasan del 5%). Esto supone, para una dieta de 2.000 kcal/día, no más de 50 gramos de azúcar.

Te puede interesar