Ensalada de legumbres, un regalo para tu intestino

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
Cómo mejorar el tránsito intestinal sin necesidad de tomar ningún tipo de medicación.
ensalada-legumbres-1-516x315

Una correcta hidratación

Un consumo de agua adecuado y suficiente es necesario para que no se produzca un desagradable parón intestinal. El agua va a hidratar nuestro contenido intestinal de manera que este va a ser más fácilmente eliminado, por lo que si eres de los que se olvida de beber agua durante el día, vas a tener que hacer el esfuerzo de acordarte. 

Alimentos ricos en fibra

La fibra es necesaria para mantener una buena salud. No solo nos va a ayudar a regular nuestros niveles de azúcar y colesterol, sino que también va a contribuir a disminuir la incidencia de cáncer de colon y, por supuesto, va a contribuir a mejorar nuestro tránsito intestinal. Para eso hoy te propongo una receta súper sencilla y muy rica en fibra.

Ensalada de garbanzos

Los garbanzos son un alimentos rico en fibra y proteínas de origen vegetal (al igual que todas las legumbres) que no debes olvidar integrar en tu alimentación. Incluir las legumbres en la ensalada es fácil y además es un plato que se puede preparar en poco tiempo. 

Ingredientes:

150 a 200 gramos de garbanzos cocidos
1 zanahoria
20 g de brotes de soja
1 huevo
2 rábanos
4-5 espárragos
hierbabuena
sal y pimienta
aceite de oliva
lima

Preparación de la ensalada de garbanzos

Para elaborar la ensalada de garbanzos tenemos dos opciones: hidratar los garbanzos durante toda la noche y después cocerlos o bien comprarlos en conserva para ahorrar algo de tiempo en la cocina.  

Una vez que tengas los garbanzos listos, cuece a continuación el huevo en abundante agua durante unos 10 minutos.
Lava y pela las verduras y córtalas como más te guste. Recuerda que en cuando cortes el aguacate debes rociarlo con unas gotas de lima para que no se oxide y evitar que te quede con un color feo.

Solo nos queda aliñar la ensalada. Mi recomendación de aliño incluye un poco del jugo de lima, hierbabuena, AOVE (aceite de oliva virgen extra), sal y pimienta. Recuerda probar siempre el aliño antes de añadirlo al resto de ingredientes. Si quieres llevar esta receta al trabajo, es mejor que prepares el aliño «para llevar» y lo añadas justo antes de comerte el plato.

Te puede interesar