Motivos para no demorar la visita de tus hijos al oftalmólogo

SER PADRES Por Carola LEVI
Con fotos tomadas con el celular y con juegos, los papás y las mamás podemos detectar señales que indiquen una pronta consulta.
HBFXAKTJORFDJJSFDH2ASRICHA

Como padres y madres estamos acostumbrados a velar, con nuestra vigilancia, por la salud de nuestros hijos. En el caso de las enfermedades y trastornos oculares, lo que necesitamos observar varía según sean lactantes, o transcurran la infancia, la pubertad o la adolescencia.

 Si son muy chicos, no siempre pueden decir lo que les molesta ni responder a preguntas médicas. Tampoco pueden tener suficiente paciencia y colaborar durante un examen médico.

Nuestro deber será entonces la observación pasiva donde la asistencia de la telefonía móvil tiene un rol clave. La fotografía nos sirve a los profesionales de documento y seguimiento. Aquí el detalle de los problemas que pueden acelerar una videoconsulta:

Las dacriocistitis, es la oclusión lagrimal.
Las blefaritis, es la inflamación de los párpados.
Los orzuelos a repetición.

La leucocoria, una palabra que procede del griego (leuko: blanco y coria: pupila) y hace referencia al hecho de tener una pupila de aspecto blanco en lugar del habitual color negro.
Las desviaciones de la mirada: los estrabismos y las forias, que son una desviación latente de los ejes visuales. Importante: aquí hay que recordar que no hay que usar flash para sacarle fotos de cerca.

Todos estos trastornos se benefician con el archivo fotográfico, ya que son muy útiles para su reconocimiento Otra forma de detectar un problema visual es a través de juegos como tapar un ojo y aventurar a ver quién ve mejor ,y jugar al veo-veo. Son formas lúdicas de exploración, ya que es muy frecuente encontrar asimetrías en la visión. Por ejemplo:

El chico ve mejor con uno de los ojos: se llama anisometropia y pueden tener varias las causas. Lo bueno: tratadas a tiempo son reversibles.

De un ojo no ve: puede tratarse de una ambliopía y necesita tratamiento urgente.

Para tener en cuenta
Si el nene o la nena se sienta muy cerca de la televisión o si achina los ojos para ver mejor, puede ser un defecto refractivo como la miopía, un trastorno que, en estos últimos tiempos, se transformó en una epidemia en los ojos en desarrollo. Una de las causas es el tiempo de fijación excesiva al que se exponen los usuarios de computadoras.

Si el adolescente cambia de lentes una y otra vez sin encontrar mejoría o veía bien y ahora distorsionado, se puede estar ante la aparición del queratocono, considerada ahora como una enfermedad que requiere tratamiento de urgencia.

Los chequeos periódicos
Los chicos tienen que realizarse un control de agudeza o de comportamiento visual a partir de los 3 años, que es la edad en la que colaboran lo suficiente como para poder evaluar como está la función visual.

También se aconseja llevar a cabo un control a los 5 años, de carácter preescolar, en donde el profesional observa que no haya ninguna alteración en esta primera etapa de maduración visual que pueda perjudicar el desarrollo de una buena visión.

Es importante recordar que los pediatras podrán orientar algunos tratamientos, pero son los oftalmólogos quienes estarán más capacitados para tratar estas patologías.

Te puede interesar