Beneficios de las pasas

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
Las pasas, al ser pequeñas y dulces, son un alimento de fácil picar por lo que se recomienda usarlas en recipientes donde quepa una cantidad moderada del producto
recetas-pasas-k4MF--620x349@abc

Las frutas deshidratadas no faltan en Navidad, pero las uvas o ciruelas pasas también se encuentran en las mesas de muchos adeptos durante el resto del año. Este tipo de alimentos tiene concentrados todos sus nutrientes pero, tal como advierte la OCU (Organización de Consumidores y usuarios), el aporte calórico de las frutas deshidratadas es mucho mayor que el de las frutas frescas.

Y esa es, exactamente, la gran «pega» que tienen, tal como cuentan los expertos. Las calorías de la fruta deshidratada son, según la OCU, siete veces más que las de la fruta fresca, que además es insustituible en la dieta por su valor nutritivo y porque previene problemas de salud como la obesidad, el cáncer, la diabetes o enfermedades cardiovasculares, además de aportar minerales, vitaminas, fibra alimenticia y antioxidantes.

Las uvas o ciruelas pasas pueden ser una buena opción, por lo tanto, para nuestro día a día, pero no debemos limitarnos a ellas. Es importante prestar atención a la ración: 100 gramos de uva fresca aportan aproximadamente 60-70 kcal y unos 15 gramos de hidratos de carbono, equivalente a 20 gramos de pasas, por lo que una ración de pasas (20 gramos) equivale a 100 gramos de uva fresca.

«Al reducirse el tamaño se corre el riesgo de consumir más raciones de este producto y de hacer un exceso, que junto a otros hábitos alimentarios, puede propiciar un sobrepeso», advierte Sandra López. Las pasas, al ser un alimento más pequeño y dulce son un producto idóneo como picoteo, por eso la experta aconseja usarlas en recipientes donde quepa una cantidad moderada del producto, como por ejemplo dentro de un yogur o dentro de un bol con cereales, que darán ese toque dulce a las preparaciones y evitará así, tomarlas como picoteo.

Te puede interesar