¿Podés quedar embarazada con ciclos menstruales irregulares?

SALUD Por Julia VOSCO
Las alteraciones en el período pueden ser normales en algunos casos, pero también suelen afectar la fertilidad.
blog1-9

Las alteraciones menstruales por lo general son más frecuentes en los dos extremos de la vida fértil: durante la adolescencia y después de los 40 años, cuando la mujer se acerca a la menopausia.

“El hecho de tener ciclos irregulares de menstruación no tiene por qué imposibilitar un embarazo. Lo habitual es que los ciclos de las mujeres durante la fertilidad duren 28 días, contando como primer día de ciclo cuando presenta sangrado abundante desde la mañana”, detalla a Con Bienestar el ginecólogo Eduardo González Fabrizzi (M.N. 50.297).

El ciclo menstrual femenino se extiende entre 25 y 36 días. Si el ciclo es más largo, más corto o variable en cada ocasión, con más de cuatro días de diferencia, es indicador de irregularidad.

“Los sangrados muy abundantes o las reglas que duran más de una semana también indican trastornos en el ciclo”, advierte el médico.

Ovulación en ciclos irregulares
En las mujeres con ciclos irregulares, la búsqueda de embarazo sería más fácil si saben en qué momento ovulan. Si se mantienen relaciones sexuales de dos a tres veces por semana, es posible que ya se cubra el momento de la ovulación o los días próximos a que ocurra.

El especialista explica que las anomalías suelen deberse a desequilibrios en la producción de las hormonas encargadas en el control del ciclo ovárico que se producen en la hipófisis y en el hipotálamo.

“Algunas patologías como el síndrome de ovarios poliquísticos o las enfermedades de transmisión sexual pueden originar estos trastornos hormonales, y otras veces éstos se producen por un fallo ovárico. En este caso, el ovario deja de tener un número normal de folículos y de secretar hormonas. Como resultado, el ciclo ovárico se acorta y la cantidad de menstruación decrece hasta desaparecer”, explica.

En caso de ausencia de ovulación (anovulación), la concepción no es posible, y es preciso indicar un tratamiento para solucionar el problema, después del debido diagnóstico. Cuando los trastornos están ocasionados por determinados estilos de vida, la solución puede ser tan sencilla como variar los hábitos o condiciones que provocan el desarreglo.

“Las pérdidas de peso importante y la disminución del tejido graso a nivel del cuerpo, las dietas muy estrictas, el ejercicio muy intenso generan alteraciones hormonales y todo eso repercute en alteraciones del ciclo”, señala González Fabrizzi. El estrés también puede causar esos desniveles y afectar la menstruación.

Otra causa de ciclos irregulares es que hay pacientes que tienen una baja reserva ovárica y que entran en menopausia antes de la edad habitual, es decir, que tienen alteraciones hormonales siendo aún jóvenes y eso repercute en la frecuencia del ciclo.

“Intentar quedar embarazada de forma natural es la mejor opción, pero si no se logra en un año, lo aconsejable es consultar a un especialista”, aconseja el ginecólogo.

Te puede interesar