Coronavirus: ¿Vacuna obligatoria sí o no?

SALUD Por Julia VOSCO
En medio de anuncios contradictorios de los máximos funcionarios de Salud, el debate se enciende.
coronavirus-vacunas-inmunidad-general-plazos-objetivo-7840

No hay una sola vacuna registrada y aprobada en el mundo. De las 11 fórmulas que se están terminando de probar, ninguna tiene el OK definitivo en los ensayos de seguridad y eficacia. El balance entre generación de anticuerpos para protegernos del coronavirus versus posibles efectos adversos de estos preparados no está terminado, pero los argentinos ya tenemos polémica instalada: cuando las vacunas estén aprobadas, ¿serán obligatorias o no? 

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, y su par en la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, aseguraron que la aplicación de la vacuna contra el coronavirus no será obligatoria. Sin embargo, los funcionarios de segundo rango Carla Vizzotti y Lisandro Bonelli dijeron lo contrario.

En la Argentina, la ley 22.909 establece que las vacunas son gratuitas y obligatorias para todas las personas. Es una política pública que prioriza tanto el beneficio individual como el impacto social. Son gratuitas porque es responsabilidad del Estado asegurar su acceso en todo el país.

Bruce Aylward, epidemiólogo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirmó que es decisión de los países hacer la vacuna contra el COVID-19 obligatoria o no para sus ciudadanos.

“En la organización, lo que queremos es fomentar la aceptación voluntaria de la vacuna, así como el comportamiento de las personas para que busquen obtenerla. Queremos que las personas entiendan los beneficios de las vacunas y su calidad, más allá de que sea algo requerido o mandatorio”, explicó en rueda de prensa.

Una encuesta de la Universidad de Belgrano (UB) mostró que, pese a la urgencia de la vacuna para frenar la pandemia, un porcentaje significativo de la población muestra reticencias. Es que nunca antes una vacuna se había desarrollado tan rápido. Según la encuesta de la UB, sólo el 38 por ciento de los participantes dijo que querría ser de los primeros en recibirla.

Para los especialistas médicos, la inefectividad de un programa de vacunación por rechazo en la sociedad podría empeorar la pandemia. Entre el derecho a que un individuo ejerza su libertad personal y que ese derecho se contraponga al derecho de la población general y la obligación que tiene el Estado de preservar la salud pública, se tiene que ponderar qué prevalece, opinan los expertos en leyes. Y en eso se centra la discusión.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzoti explicó: “en la Argentina, tenemos un marco legal, que es la ley de vacunas, que dice que la vacunación es gratuita porque es un signo de equidad y porque el Estado nacional provee las vacunas para que la población acceda independientemente de su posibilidad de pagarlo”.

“Es obligatoria porque es un bien social que está por sobre el beneficio individual. Si yo decido no vacunarme, no solamente me puedo enfermar yo sino también propagar una enfermedad”, detalló la funcionaria.

Horas después, el ministro Ginés González García contradijo a Vizzoti al informar que la vacuna contra el coronavirus no será obligatoria, aunque aclaró que el Gobierno intentará “convencer” a la población para que la aplicación sea “masiva”.

“No va a haber una cosa de llevar por la fuerza a que se vacunen, pero vamos a instar, a convencer”, avisó el funcionario en declaraciones televisivas.

Te puede interesar