La Covid dura una semana menos entre quienes tienen cefalea

Los neurólogos del hospital Vall d’Hebron creen que podría tener algún efecto protector
20201104-637400976109113864_20201104144512-kJr-U49257602876iwG-992x558@LaVanguardia-Web

El dolor de cabeza es uno de los síntomas más frecuentes de los pacientes hospitalizados por Covid, según constatan en Vall d’Hebron. Y quienes sufren esa cefalea evolucionan mejor, terminan el proceso una semana antes que el resto. Piensan que podría tener algún efecto protector.

En Vall d’Hebron creen que fue una suerte que pusieran a todas las especialidades a atender pacientes de Covid cuando la primera ola les cayó encima y amenazó con ahogarles. Gracias a eso, el equipo de neurólogos experto en cefaleas detectó que el dolor de cabeza era un síntoma muy frecuente entre quienes llegaban a urgencias por el nuevo coronavirus.

La cefalea
Tiene realmente un efecto escudo”

PATRICIA POZO NeurólogaDecidieron preguntar por este y otros síntomas (el dolor de cabeza no suele aparecer en los interrogatorios como algo relevante) con el propósito de estudiar qué pasaba. “Porque nos llamaban pacientes importantes, de los que llevan mucho tiempo con cefaleas persistentes y a veces muy duras, explicándonos que nunca habían tenido un dolor tan fuerte como ahora coincidiendo con la infección. Eso nos puso en alerta y decidimos estudiar a todos los que llegaban a urgencias infectados”, explica la neuróloga Patricia Pozo, jefa del grupo de Cefalea y Dolor Neurológico del Institut de Recerca del Vall d’Hebron (VHIR).

Así comprobaron que el 75% de los casos Covid-19 tenía algún tipo de cefalea (diarreas, el 25%; tos, el 60%). Y además declaraban que era el síntoma que más les fastidiaba, porque a veces la saturación insuficiente de oxígeno no se nota hasta que ya es grave. Pero la cefalea sí. El 24,7% de estos casos referían dolores de cabeza muy fuertes. Y tardaron semanas en desaparecer.

 
“Hicimos un análisis de los datos recogidos y hemos podido comprobar que quienes pasan una Covid moderada o grave, las que llegan al hospital, duran 7 días menos si cursan con cefalea”.

En la literatura científica no han encontrado una explicación por semejanza con otras infecciones, pero tienen una hipótesis –de momento en desarrollo–: “Esa fuerte inflamación local en la zona de la cara donde se concentra la infección y que causa la fuerte cefalea podría tener un efecto regulador o protector en la evolución de la infección”, explica cauta la neuróloga.

El 38% de los pacientes que sufrían esa cefalea siguieron con el dolor de forma continua

En otro términos, como si esa inflamación localizada en la primera fase del contagio pusiera en marcha los mecanismos que impiden que ocurra la tormenta inflamatoria que se teme hacia el octavo día. Y que es la causante de cuadros muy graves de la enfermedad.

 
Apoyan su hipótesis en diversas mediciones, entre ellas algunos parámetros inflamatorios, como los niveles de interleucina 6. “Comprobamos que no se eleva durante la enfermedad de quienes tienen Covid con cefalea”, señala Patricia Pozo. “Tiene realmente un efecto escudo”. Los resultados los han publicado en la revista Cephalalgia.

No todo es bueno, claro. Después de 6 semanas, el 38% de los pacientes que sufrían esa cefalea siguieron con el dolor de forma continua. Y la mitad de ellos no tenía antecedentes de migraña. Lo que lleva a suponer que la inflamación o la propia infección activa el sistema trigeminovascular, implicado en la migraña y en la pérdida de olfato, otro de los síntomas frecuentes.

Fuente: La Vangardia

Te puede interesar