Frutas y verduras que alivian la retención de líquidos

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
El efecto diurético de algunos alimentos ayuda a los procesos biológicos. El potasio y el sodio son protagonistas. ¿Cómo balancearlos?
20200821201525-articulo-frutas

Los alimentos no cumplen una única función de saciar el hambre en un momento preciso. Una gran cantidad de ellos tienen efecto diurético, o sea que contribuyen a estimular la eliminación de líquido del organismo a través de la orina.

Pero antes de detallar las comidas, la ingesta de líquido, aunque suene contradictorio, también juega su papel. Tomar de forma abundante, ya sea agua o infusiones como el mate, ayuda a que el riñón pueda eliminar más cantidad de toxinas y productos de desecho sin necesidad de concentrar tanto la orina.

“Todos los alimentos ricos en potasio contribuyen con este efecto diurético. Por el contrario, los alimentos ricos en sodio son los que más provocan en el cuerpo retención de líquido”, explica a Con Bienestar la nutricionista María Cecilia Martinelli (M.N. 3.447).

Ésa no es la única función del potasio en nuestro cuerpo. También colabora, asegura la licenciada, con la transmisión nerviosa y la contracción muscular, tanto del músculo esquelético (el que usamos para movernos) como del músculo cardíaco.

“El consumo de alimentos ricos en potasio ayuda a que se incremente la pérdida de sodio por orina y este mineral arrastra agua, evitando entonces la excesiva retención de líquido en el cuerpo”, describe Martinelli, que además detalla cuáles son las frutas y verduras que favorecen este proceso.

Frutas y verduras con efecto diurético
Bananas: Una de tamaño chico contiene casi 400 miligramos de potasio y tan sólo 100 kilocalorías. Además, es fuente de hidratos de carbono de bajo índice glucémico. Tiene fibra, es cómoda de trasladar y es ideal para comer en cualquier momento del día.
Frutillas: Un tazón tiene casi 500 miligramos de potasio y es fuente de antioxidantes, fibra y vitamina C. Es una fruta de estación que contiene tan solo 33 kilocalorías cada 100 gramos. Pueden consumirse solas, en licuados o preparar helados caseros con la fruta congelada.
Melón: Dos rodajas aportan muy poca cantidad de calorías y una gran cantidad de minerales como el potasio. Brinda gran cantidad de saciedad, es dulce y es ideal para ser consumido fresco en todo momento del día, como parte de desayunos o meriendas o como postre de las comidas principales.
Otras frutas ricas en potasio: arándanos, kiwi, naranjas, mandarinas, higos, pomelo y uvas.
Tomate: Además de contener gran contenido de potasio, tiene vitamina C, fibra y antioxidantes como el licopeno. Su aporte calórico es muy bajo. Conviene consumirlo fresco en ensaladas.
Palta: Tiene elevado contenido de potasio y además contiene grasas de muy buena calidad (omega 9 o ácido oleico) que contribuyen con la salud cardiovascular.

Te puede interesar