Caminar 10.000 pasos: 10 ideas para superar esa cifra en el día a día

SALUD Por Ana COHEN
Pasear por la casa mientras cogemos llamadas, evitar los ascensores o aparcar lejos son clave para llegar al objetivo de movimiento diario
caminar-10-000-pasos-U303042264459M4--620x349@abc

10.000 pasos diarios son los que recomienda dar la Organización Mundial de la Salud OMS para poder afirmar que no somos personas sedentarias. Y no solo eso, sino que, si unimos esta cantidad de pasos (que equivalen a unos siete kilómetros) con una buena alimentación, pueden ser nuestro vehículo para perder peso.

Ahora que muchos continúan teletrabajando, y no puedan pasear hasta el trabajo, puede que piensen que es más difícil andar y mantenerse en movimiento, pero nada más lejos de la realidad. Así lo confirma el entrenador personal y embajador de Fitbit, Martín Giacchetta, que asegura que lo más importante para llegar al objetivo de los 10.000 pasos es mantener la mente activa. «Estos días estamos gran parte del día sentados en el sofá o tumbados en la cama, y nos cuesta más mantener la mente activa, pero es todo cuestión de unos pocos hábitos saludables», explica el entrenador.

Con la llegada del tiempo frío, en el que predominan los días de lluvia y temperaturas que tal vez no invitan a pasear por la calle, podemos añadir algunos hábitos a nuestra rutina en casa para «sumar pasos» a la cuenta diaria. Las primeras recomendaciones de Martín Giacchetta son:

Cómo alcanzar los 10.000 pasos sin salir de casa
1. Si hacemos o recibimos una llamada, así como miramos el móvil para consultar algo o mirar las redes sociales, podemos hacerlo de pie, mientras nos movemos por nuestra casa. De esta manera, añadimos movimiento a una actividad que repetimos con asiduidad.

2. A la hora de poner y recoger la mesa para comer y cenar, podemos, en vez de llevar todo «en un viaje», ir llevando las cosas poco a poco. «Aunque suene tonto solo llevar un tenedor, y después un vaso, y después un cuchillo, así aumentamos el movimiento», explica el entrenador.

3. Otra manera de movernos en casa, que ya hacemos, es limpiando. Cuando pasamos la aspiradora o fregamos, cuando limpiamos el polvo y las ventanas, no solo nos vamos moviendo y andando, si no que realizamos movimientos amplios que nos ayudan a tener mejor movilidad y estirarnos.

4. Comenta el entrenador, que es más fácil aplicar estos consejos cuando vivimos en una casa grande que en un piso pequeño. «Si nuestra casa no tiene mucho espacio, algo más que común en las ciudades, también podemos pasar un rato andando en el sitio, levantando las rodillas y dando pasos sin avanzar», recomienda.

Añadir pasos en el día a día de camino al trabajo
Si somos capaces de vencer y superar la pereza, o seguimos saliendo todos los días para ir al trabajo, podemos modificar también algunas de nuestras rutinas para andar más y cumplir nuestro objetivo.

5. Si vas en autobús a algún lugar, puedes bajar una o dos paradas antes y pasear hasta el destino. Lo mismo si vas en coche, puedes aparcarlo un poco más lejos para así después caminar hasta el sitio.

6. «Evita los ascensores: toma las escaleras si estás en el trabajo, en casa o si vas a hacer la compra. De esta manera añades pasos a tu día a día» recomienda Martín Giacchetta.

7. El ritmo al que caminamos influye, pero eso no significa que andar a un ritmo tranquilo no haga nada. «Es mejor si se hace rápido, apretando el abdomen, o con alguna carga, como unas pesas en la mano».

Fortalecer el cuerpo para andar más y mejor
Por último, el entrador habla de otro consejos que, si de manera directa no están enfocados a andar más, si nos ayudan a mejorar nuestra condición física y, por ende, que nos sea menos costoso llegar a nuestros 10.000 pasos diarios:

8. «Mantén una postura correcta, mientras trabajas, a la hora de dormir, durante la comida... tu espalda y tus articulaciones lo agradecerán», apunta el entrenador.

9. Podemos añadir alguna rutina de ejercicios a nuestro día a día, para incrementar nuestra fortaleza muscular y capacidad respiratoria, ambos elementos clave para poder caminar mejor y con más resistencia. Comenta el experto que no hace falta recurrir a complejos ejercicios: con los básicos podemos mantener activo todo nuestro cuerpo. «Sentadillas para trabajar las piernas, flexiones para los brazos, fondos para trabajar la espalda...», recomienda. generales».

10. Para terminar, el entrenador nos recuerda que no debemos «engañarnos a nosotros mismos». Argumenta que, por ir una hora al gimnasio, eso no significa que seamos personas activas. Lo importante es estar en constante movimiento, dar paseos por casa o por la oficina, no acomodarnos y, por supuesto, dar paseos, ¡muchos paseos!

Te puede interesar