Dieta keto: ¿una moda o un estilo de vida?

DIETAS Por Julia VOSCO
Se basa en un consumo alto de grasas y mínimo de hidratos de carbono. Por qué se necesita la supervisión de un profesional.
15475539861413

La dieta Keto o cetogénica es una de las más buscadas en internet por lo que promete: pérdida de peso rápido y beneficios para la salud. Nació en el siglo pasado como tratamiento contra la epilepsia refractaria.

“Las personas se sienten atraídas por la keto como un plan para bajar de peso más rápido y la realidad es que no es tan fácil como lo hacen creer. Las primeras semanas son complicadas, ya que se le está enseñando al cuerpo a alimentarse de otra manera completamente diferente a la que está acostumbrado”, plantea a Con Bienestar nutricionista Matías Marchetti (M.M. 7.210).

El objetivo de la dieta es disminuir drásticamente la cantidad de glucosa para “obligar” al organismo a quemar las reservas de grasa. Para lograrlo, el cuerpo humano consigue transformar las grasas en cuerpos cetónicos, que es una fuente energética sustituta de la glucosa. La cetosis es un estado que se puede distinguir porque da signos como el mal aliento, una mayor sensación de sed, mareos, náuseas o irritabilidad.

Algunos deportistas también llevan esta dieta con el propósito de mejorar su desempeño, porque la grasa, como combustible, es generosa, duradera y tarda en consumirse.

“Lo que hace la dieta keto es cortar casi al 95 por ciento el consumo de carbohidratos y aumentar el consumo de grasas sólo para que el cuerpo se quede sin glucosa y utilice la grasa como su nueva fuente de energía”, explica el nutricionista y aclara que como premisa general de este plan, es importante entender que el porcentaje con relación a menos del 5 por ciento en los carbohidratos tiene que ser riguroso.

La cantidad exacta de grasa y proteína
“Se puede calcular de la mano de un nutricionista que conozca los gustos del paciente, de manera de poder llevar a cabo una planificación inteligente y completa. Los más autodidactas podrán tener una herramienta de cáclulo de nutrientes a través de una página web o una app. Recomiendo buscar en el motor de búsqueda ‘mejores aplicaciones para contar macros’ y usar la que se adapte a cada uno”, sugiere Marchetti.

El tiempo para que el cuerpo se adapte al estado de cetosis eficientemente depende de la persona, la cantidad de carbohidratos que consuma y de otros factores como estilo de vida, actividad física, objetivos y preferencias.

"Hay que tener en cuenta que los azúcares también están considerados como carbohidratos, y para entrar en cetosis es importante agotar las reservas de glucógeno (azúcar y carbohidratos)”, advierte el nutricionista.

Antes de empezar con la dieta, el especialista sugiere intentar hacer un ayuno intermitente supervisado por un nutricionista, ya que, según estudios científicos, esto ayuda a muchos a hacer una especie de simulación de este estado cetogénico. Es una forma de ir asimilando las consecuencias corporales que se sienten cuando se empieza la dieta keto.

¿Moda o estilo de vida?
“Ni una cosa, ni la otra. Es una planificación para un efecto, para un momento. Una persona capacitada debería ser quien indique la estrategia efectiva a seguir, según el resultado que se busque. En esa decisión, se puede contemplar este u otros planes de alimentación, todo va a depender de la persona, su compromiso y sus objetivos”, cierra Marchetti.

Te puede interesar