Tila, melisa, valeriana... ¿Qué remedios me convienen para calmar los nervios?

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
Estas plantas medicinales y estos trucos pueden ayudarte
5-razones-para-beber-te-de-hierbas

Tila, melisa, valeriana... son los primeros remedios caseros que nos vienen a la cabeza cuando tenemos ansiedad. Sin embargo, en los últimos meses muchos españoles han recurrido a otras 'ayudas' más fuertes. 

Y es que en estos tiempos de pandemia e incertidumbre, el consumo de fármacos ansiolíticos y antidepresivos e hipnóticos se ha disparado. Según el Ministerio de Sanidad, una de cada diez personas consumen estos medicamentos, siendo España el país de la Unión Europea que los toma.

Pese a que hay casos que deben tratarse con medicamentos con prescripción médica, tras una evaluación del facultativo, en ocasiones puede ser suficiente recurrir a remedios naturales o caseros, cambiar nuestros hábitos e introducir otros que nos ayuden a relajarnos. Las plantas medicinales pueden sernos de gran utilidad para calmar los nervios y no solo tenemos la tila o la valeriana, hay otras que nos pueden calmar la ansiedad. 

Para averiguarlo, entrevistamos a la farmacéutica Reme Navarro, de MiFarma, que nos explica cuáles son las mejores plantas para relajarnos y qué precauciones debemos tomar. 

¿Qué plantas son las más apropiadas para relajarse?
En primer lugar, la mayoría de la gente identifica la valeriana como una de las plantas más efectivas a la hora de aliviar tus niveles de estrés y ansiedad. Se trata de una opción muy demandada para combatir los trastornos de sueño, ya que ayuda a relajar el sistema nervioso.

Otras plantas que pueden ser más desconocidas por la sociedad pero que también cuentan con propiedades relajantes son el romero, lavanda, hierbabuena, jazmín, aloe vera o bambú.

También son muy conocidos los efectos sedantes de la pasiflora o el efecto relajante que proporciona la amapola de california. Desde Mifarma destacamos las propiedades del ginkgo biloba (de la marca Binature), una hierba natural con muchos beneficios que, además de ayudar a conciliar el sueño y la relajación, provoca la reducción del estrés.

¿Qué precauciones debemos tomar si vamos a consumirlas en infusión o pastillas?
Lo cierto es que se obtienen resultados positivos de ambas maneras. Debes aprender a escuchar tu cuerpo para saber cuál de los dos métodos es más beneficioso para ti. Ante todo, es fundamental que sea la forma que sea en la que vayas a consumir la planta que ayudará a relajarte, esta no debe perder sus componentes principales.

¿Pueden interactuar con otros medicamentos?
Utilizar estas plantas con fines relajantes no deja de ser un remedio casero, por lo tanto, a nivel general, no debes preocuparte al combinarlos con otros medicamentos. Sin embargo, es recomendable acudir a tu médico para que pueda darte una opinión más personalizada si estás en medio de algún tratamiento y utilizando medicamentos anticoagulantes, antirretrovirales o inmunosupresores.

Melisa 
Sus propiedades tranquilizantes nos ayudan a calmar la ansiedad y los nervios. De hecho, la infusión de melisa es una de las mejores para relajarse. También ayuda a combatir los problemas de sueño gracias a sus leves propiedades narcóticas, por lo que podrás dormir mejor y levantarte sin somnolencia. 

Tila
La tila es la planta más conocida para relajarse y calmar los nervios y una de las que menos efectos secundarios tiene. Según un estudio de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, los beneficios de esta planta se deben a los flavonoides del tilo. Se ha demostrado que pueden aliviar la ansiedad y, además, las molestias digestivas así como los gases. 

Albahaca 
Su uso en cocina para aromatizar platos como la pasta está muy extendido. Sin embargo, esta planta también nos puede servir como un buen remedio para el estrés. Además, calma las jaquecas, sobre todo, aquellas que están producidas por la tensión. 

Valeriana 
Es una de las plantas más recomendadas para relajarse y promover un sueño y un descanso reparador. Contiene una sustancia conocida como ácido valerénico que afecta a los receptores del ácido gamma-aminobutírico (GABA) del cerebro. Este se asocia al control del miedo y la ansiedad, por lo que la valeriana podría actuar como un sedante. 

Hierba de San Juan 
Esta planta es conocida por sus beneficios en casos de estado de ánimo bajo. También se recomienda para tratar los problemas de insomnio, irritabilidad y estrés. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que no se puede combinar con medicamentos antidepresivos, puesto que pueden producirse interacciones entre ambos

Aromaterapia 
Oler aceites esenciales calmantes también contribuye a disminuir esa sensación de estrés y ansiedad que puede aparecer en momentos de incertidumbre como el que estamos viviendo. En este sentido, una de las plantas más eficaces es la lavanda, que también contribuye a mejorar el sueño, según un estudio publicado en la Universidad de Taipei, en Taiwan. 

Medita 
Las técnicas o los ejercicios de relajación como el yoga, taichi o, por supuesto, la meditación son realmente útiles para calmar la mente. Son muchos los estudios que lo avalan y diversos los científicos dedicados a difundir los amplios beneficios del mindfulness o atención plena. De hecho, se pueden realizar cursos gratuitos de ocho semanas para aprender esta técnica que ayuda a mejorar nuestro cerebro. 

Te puede interesar