“E-trombosis”: por qué es peligroso permanecer sentados con las piernas cruzadas

SALUD Por Julia VOSCO
Es una posición no recomendable para la circulación de la sangre. Hoy, 13 de octubre, es el Día Mundial de la Trombosis. El exceso de horas frente a pantallas aumenta los riesgos.
images?q=tbn%3AANd9GcT5cA9HBYZz80BgomhaEZVhTF_7cAdy9UzNww&usqp=CAU

Horas ininterrumpidas de juegos en consola o celular, de teletrabajo, de maratones de series y poco tiempo destinado al movimiento físico dieron lugar a la “e-trombosis”, según advierten los especialistas.

“Consiste en la formación de un coágulo (trombo) que obstruye la circulación de sangre. El coágulo puede afectar la zona donde se genera o desplazarse hacia distintos órganos con consecuencias potencialmente mortales”, explica a Con Bienestar la doctora Maria Cecilia Guillermo Espósito, médica especialista y miembro del comité directivo del Día Mundial de la Trombosis.

Es una fecha promovida por la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia para generar conciencia del problema y difundir las acciones preventivas.

Una situación especial del sedentarismo: posición de sentados con las piernas cruzadas durante largos período de tiempo, similar a lo que ocurre en un viaje prolongado, se considera un factor de riesgo conocido para el desarrollo de esta enfermedad.

En época de pandemia, la obesidad, el estilo de vida sedentario y el uso prolongado de videojuegos remarcan un nuevo cóctel trombofílico en adolescentes. Si a esa inmovilidad extendida se le suman otros factores de riesgo, como sobrepeso, antecedentes de enfermedad tromboembólica venosa y trombofilia, aumenta la probabilidad de tromboembolismo pulmonar (TEP).

“En América Latina, el profundo desconocimiento público se ve agravado por la falta de desarrollo general de los sistemas de salud. Y sumado a esto, se ha descubierto que el COVID-19 aumenta el riesgo de trombosis, convirtiendo en emergencia la necesidad de conocer este mensaje”, resalta la especialista.

La médica aclara que quienes se encuentran entre la población de riesgo deben saber que existe una evaluación para determinar si se requiere tratamiento preventivo. Los especialistas pueden realizar un breve cuestionario, conocido como evaluación de riesgo de trombosis, a través del cual se calculan las probabilidades de una persona de generar coágulos problemáticos.

La generación de coágulos es evitable y existen diferentes métodos para tratarla. Lo fundamental es aprender los signos y síntomas para poder prevenirla y reconocerla.

Cómo reconocer la trombosis
Cuando el coágulo se forma en la vena de una pierna y afecta esta zona se la conoce como trombosis venosa profunda. En este caso los signos son:

● Dolor y sensibilidad en la pantorrilla o el muslo.

● Hinchazón de la pierna, el pie o el tobillo.

● Enrojecimiento o decoloración notables.

● Calor en la zona afectada.

El coágulo puede formarse en un sector del cuerpo y desplazarse hacia los pulmones, provocando lo que se denomina embolia pulmonar, la cual se manifiesta como:

● Dificultad para respirar sin razón aparente.

● Respiración rápida.

● Dolor de pecho (que puede empeorar con la respiración profunda).

● Ritmo cardíaco elevado.

● Aturdimiento y desmayo.

Te puede interesar