Aumentan los casos de cáncer de tiroides, pero el pronóstico es bueno en el 95 % de los pacientes

SALUD Por Julia VOSCO
Se manifiesta en personas de entre 40 y 50 años. Suele no dar síntomas y se presenta como un nódulo tiroideo.
tiroide-sintomas

El 24 de septiembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Tiroides con el objetivo de conocer más sobre esta enfermedad que en la Argentina genera 3.482 nuevos casos por año.

“El principal motivo de esta fecha es dar a conocer un poco más de esta enfermedad, que representa uno de los padecimientos más recurrentes en las mujeres y que requiere un diagnóstico oportuno”, plantea a Con Bienestar Eduardo Faure, médico endocrinólogo y miembro de la Sociedad Argentina de Endocrinología (M.N. 82.572).

El cáncer de tiroides es uno de los tumores más simples: es el de menos densidad de mutación dentro de los cánceres sólidos.

“Si bien no utilizamos el término ´cáncer bueno’ en la parte médica, es un cáncer de muy buen pronóstico en el 95 por ciento de los casos”, remarca el especialista.

Según remarca la American Cancer Society, los cánceres tiroideos (al igual que casi todas las enfermedades de tiroides) tienen lugar alrededor de tres veces más en las mujeres que en los hombres. Es decir que el sexo de la persona ya se convierte en un “factor de riesgo” a la hora de desarrollar la enfermedad.

Otro factor de riesgo para este tipo de cáncer es la radiación, ya sea la terapéutica, como la que se utiliza en chicos y adolescentes para tratamientos oncológicos. Los antecedentes familiares también se relacionan con la enfermedad.

El cáncer de tiroides es poco frecuente. Representa solo el uno por ciento de todos los cánceres diagnosticados. Sin embargo, en los últimos años los casos aumentaron. La edad del diagnóstico suele ubicarse entre los 40 y los 50 años.

“El aumento de casos es debido a que se están realizando más estudios y más controles que décadas atrás y por lo tanto estamos detectando tumores cada vez más pequeños y por lo tanto en forma anticipada”, explica Faure.

El cáncer diferenciado de tiroides suele no dar síntomas y generalmente se presenta como un nódulo tiroideo. Para su diagnóstico es necesaria una ecografía cervical y una biopsia con punción con aspiración con aguja fina (PAAF).

“El tratamiento del cáncer de tiroides necesita de un abordaje multidisciplinario, en donde intervienen cirujanos, endocrinólogos y especialistas en medicina nuclear, y excepcionalmente oncólogos y radioterapeutas”, detalla el endocrinólogo.

Te puede interesar