Un láser vaginal aumentaría el deseo y los orgasmos de las mujeres en menopausia

SALUD Por Carola LEVI
Un láser vaginal aumentaría el deseo y los orgasmos de las mujeres en menopausia
featuredImageId62529-700x467

Está comprobado: a medida que cumplimos años, el deseo sexual de las mujeres va mermando. Así, con un avance lento y casi imperceptible, los orgasmos empiezan a espaciarse, la vagina pierde lubricación y los “me duele la cabeza” para no tener sexo se vuelven cotidianos. Una posible ayuda podría estar en un láser que están probando científicos británicos, con resultados interesantes.

“En estética, se usa como tratamiento para el rejuvenecimiento facial, del cuello y de las manos, mejorando las líneas de expresión, poros dilatados, hiperpigmentación o manchas de la cara y las manos, marcas de acné o de otros orígenes, estrías y flacidez facial”, enumera a Con Bienestar la doctora Marlén Bustillos (M.N. 94.065), especialista en cirugía plástica estética y reparadora.

¿Cómo actúa el láser en la vagina?
“En este caso, propicia el rejuvenecimiento de la mucosa de la vagina mediante un procedimiento ambulatorio y mínimamente invasivo. Se determina la sonda que más se adapta y no causa más molestias que una ecografía vaginal”, explica la especialista.

El aporte novedoso de los investigadores es que encontraron que el dispositivo no solo ayudó a mejorar la función sexual en las mujeres menopáusicas, sino que también las ayudó a aumentar la cantidad de orgasmos. Las heridas microscópicas en el tejido vaginal aceleran la producción de colágeno y consiguen aumentar el flujo sanguíneo, señala el estudio.

La prueba se realizó en 50 mujeres mayores, la sesión de disparo del láser no demoró más de cinco minutos y se comparó el resultado del uso de una crema hormonal. La conclusión fue que el deseo sexual se elevó en un 45 por ciento y la excitación en un 56 por ciento con sólo tres sesiones del láser COâ‚‚ Fraccionado.

La satisfacción post-láser también aumentó en un 40 por ciento, con orgasmos que aumentaron un 46 por ciento, informó el Journal of Lasers in Medical Sciences.

“Las mujeres menopáusicas que están preocupadas por la sequedad no siempre están dispuestas a la terapia de reemplazo hormonal. Por fin, tenemos una solución real”, opinó Suren Naidoo, médica general en Inglaterra.

La menopausia se caracteriza por la falta de estrógenos, que viene acompañada de la pérdida de elasticidad, disminución de colágeno y, sobre todo, de la sequedad vaginal.

Si los niveles de estrógenos descienden, el tejido vaginal se encoge y se vuelve más delgado, lo que provoca sequedad e inflamación. Esta disminución puede deberse a medicamentos y hormonas usadas en el tratamiento para el cáncer de mama, la endometriosis, los miomas uterinos o la infertilidad. También puede ser causada por una cirugía para extirpar los ovarios, radioterapia a la zona pélvica, quimioterapia, estrés grave, depresión o entrenamientos físicos exigentes.

Como siempre, antes de tratar los síntomas por vos misma, es mejor consultar con un especialista en ginecología para que pueda determinar la causa del problema y su posible solución.

Te puede interesar