Flores de Bach y ansiedad de cuarentena: fórmula para alinear la energía

La astróloga Zezi González, junto a la terapeuta floral Victoria Vlcek, explica cómo controlar la ansiedad de la cuarentena.
flores-de-bach-foto-blog___VCSeFY5N-_720x0__1

La terapia floral consiste en trabajar, a través de las fórmulas de los distintos sistemas florales, emociones estancadas en el campo energético para ir capa por capa limpiando, ordenando, y equilibrando el sistema completo. Se basan en la idea de que "toda enfermedad tiene una base emocional". La astróloga Zezi González, creadora de Blog Astrológico (una escuela de sabiduría ancestral a través de herramientas como la astrología, el tarot, el chamanismo y las flores) asegura que las flores actúan en el campo energético de la persona, y que su misión es equilibrar las emociones, llevándonos a estados de completud.

Las flores y los sistemas florales
Las flores son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones. Equilibran las emociones, alinean y ordenan lo que está en desequilibrio. Actúan sobre nuestro mundo interno/externo, al principio, confrontándonos con nuestra emoción, pero después sirviéndonos para tomar conciencia. Son para personas, no para síntomas, ni para una enfermedad.

Existen muchos sistemas de flores en el mundo. Dos de ellos son el sistema Bach (BA) y el de Flores de California (CA). Existen otros sistemas complementarios, como el sistema australiano de flores de Bush, o el sistema de flores de St. Germain.

¿Dónde conseguir las esencias florales? Hay farmacias homeopáticas y de recetas magistrales que trabajan con sistemas Bach y California. También podemos armarlas nosotras mismas, o consultar a especialistas.

Una fórmula para la ansiedad
La terapia floral (preparados naturales) no reemplaza ningún tratamiento médico, y su objetivo es acompañar procesos. Consultada por Zezi, la terapeuta floral Victoria Vlcek propone una fórmula ideal para estos tiempos de cuarentena:

Clematis (Bach)
En esta fórmula, la función de esta flor ayudará a evitar estar pendientes del futuro. Nos facilita la atención en el presente, sin estar preocupados por lo que va a venir, ya que en ese estadío perdemos contacto con el presente y nos conectamos fuertemente con la ansiedad​.

Esta esencia nos permite concentrarnos en las circunstancias actuales, el aquí y ahora, más allá de las perspectivas a futuro.

Impatiens (Bach)
Es la gran flor de Bach para la ansiedad. Es ideal para la falta de paciencia y falta de tolerancia a las circunstancias que propone el presente.

Esta flor es ideal para personas hiperactivas, apuradas, e inquietas que piensan, hablan y actúan con rapidez y que ese estado de ánimo les provoca fuertes niveles de estrés​.

Su virtud: la paciencia para poder tolerar la realidad y los procesos que se estén atravesando. Permite relajar el ritmo y las tensiones. Brinda calma y paz interior.

Chamomile (California)
Conocida como manzanilla, esta esencia es ideal para la tensión emocional y para los intensos niveles de ansiedad que se convierten en una fuerte tensión en el cuerpo concentrada en el plexo solar, estómago, y aparato digestivo.

Su virtud: armonía en las crisis. Da calma, serenidad, estabilidad y relajación.

Lavender (California)
Las propiedades de la lavanda son milenarias. Esta esencia está íntimamente relacionada con la calma y la tranquilidad. Es ideal para momentos de mucho nerviosismo y tensión, y su particularidad está en que sirve muchísimo en casos de hiperestimulación mental (el uso en demasía de pantallas) y el famoso insomnio.

Funciona como un sedante natural: tranquiliza, libera tensiones, habilita la meditación​, es armonizadora de emociones, libera, y permite el restablecimiento de la paz interior. Es la flor antiestrés.

Boronia (Bush)
La mente: ¿qué problema, no? Una característica de la ansiedad en esta época de cuarentena es el "pensamiento obsesivo", el famoso “disco rayado” que aparece producto de pensar todo el tiempo en lo mismo. Las preocupaciones diarias, la incertidumbre, y el estrés nos conectan con un estado de negatividad mental, siendo un torrente de pensamientos persistentes que no nos permiten la atención en otras cosas.

Esta es una de las mejores esencias florales que existen para trabajar la neurosis obsesiva. Brinda serenidad, claridad mental, y permite poner el foco en la búsqueda de soluciones más que el análisis permanente de la situación.

Waratah (Bush)
Esta esencia es la clave de esta fórmula. Es el gran "remedio" floral para trabajar la desesperación, la falta de esperanza, y la incapacidad para responder a una crisis. Se usa en esos momentos donde sentimos que tocamos fondo.

Ian White, al crearla, se inspiró en lo que decía Bach: “La noche negra del alma”. Momentos de fuerte preocupación donde no sabemos qué hacer. Waratah nos conecta con nuestras habilidades para sobrevivir, aporta coraje y la fuerza para atravesar la crisis y reencontrarnos con nuestro poder sanador. Es útil para emergencias y ataques de ansiedad.

Ameixa (Saint Germain)
Esta esencia es para esos momentos donde la ansiedad nos desconecta de nuestra habilidad para coordinar nuestros pensamientos. Ideal para momentos de perturbación interna, sobretodo a nivel mental.

La tensión del ambiente también puede llevarnos a sentir que “estamos perdiendo la cabeza”, o sentir que perdemos el control. Ameixa ayuda a recuperar el equilibrio mental y protegernos de los ambientes donde se vibra mucha tensión y nerviosismo.

Quien esté dispuesto a vivir esta experiencia, que no dude, las flores acompañan procesos, limpian lo que no va y nos ayudan a ver más claro.

 

Te puede interesar