Coronavirus y caída del pelo, una secuela que afecta a hombres y mujeres

NOTICIAS DE INTERÉS Por Carola LEVI
Es un efecto transitorio y está causado por el estrés que sufre el organismo durante la enfermedad. Se tarda hasta un año en recuperar una cabellera saludable.
util-e-interesante-caida-cabello-remedios-caseros-n391183-640x360-621442

Cabello en la almohada, en el cepillo del pelo y entre los dedos cada vez que se lava. Los dermatólogos observan un aumento de los casos de personas que superaron el coronavirus y, a los dos o tres meses, empiezan a perder el pelo.

“Forma parte del grupo de caídas causadas por infecciones de cualquier tipo, entre las que se encontraría como viral la infección por coronavirus. Frente a una situación de estrés, se altera el ciclo natural del cabello. Se conoce como efluvio telógeno, debido a que múltiples folículos pilosos se sincronizan para entrar en fase telógena o fase de caída”, explica a Con Bienestar la dermatóloga Adriana Raimondi (M.N 63.217) , miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología.

Esta característica aparece también de forma secundaria a procesos de alto impacto emocional como un parto o una operación quirúrgica.

El proceso de la caída del cabello
Es normal perder aproximadamente 100 o 150 cabellos en fase telógena cada día, pero la pérdida de 100 o más en un lavado o al cepillarse es una causa de alarma que motiva consultas porque se torna evidente. Ocurre tanto en varones como en mujeres pero al tener el pelo más largo, los mechones que se caen son más grandes, y también, más alarmantes.

“El viejo pelo que había detenido su crecimiento en el momento de la enfermedad, se cae entre los dos y cinco meses después. Es el período que necesita el folículo piloso para arrancar de nuevo la formación del nuevo pelo. Es un fenómeno importante y masivo”, remarca la especialista.

Este tipo de pérdidas de pelo suelen ser temporales y reversibles, ya que no hay ninguna afectación definitiva del folículo piloso.

El proceso de la caída del cabello
Es normal perder aproximadamente 100 o 150 cabellos en fase telógena cada día, pero la pérdida de 100 o más en un lavado o al cepillarse es una causa de alarma que motiva consultas porque se torna evidente. Ocurre tanto en varones como en mujeres pero al tener el pelo más largo, los mechones que se caen son más grandes, y también, más alarmantes.

“El viejo pelo que había detenido su crecimiento en el momento de la enfermedad, se cae entre los dos y cinco meses después. Es el período que necesita el folículo piloso para arrancar de nuevo la formación del nuevo pelo. Es un fenómeno importante y masivo”, remarca la especialista.

Este tipo de pérdidas de pelo suelen ser temporales y reversibles, ya que no hay ninguna afectación definitiva del folículo piloso.

Te puede interesar