¿Es el dolor en el pecho un síntoma de cáncer de mama?

Muchas mujeres con dolor en las mamas consultan a su médico preocupadas por una posible enfermedad oncológica. Sin embargo, el dolor no suele estar detrás de esta enfermedad. Estos síntomas sí.
c%C3%A1ncer-de-mama1-1280x720

Un dolor en el pecho o las mamas nos asusta a todas. De inmediato, pensamos que algo va mal y la palabra cáncer de mama nos viene a la cabeza. De hecho, el dolor de mama figura en el 'top' de los motivos de consulta al mastólogo. Supone un motivo de preocupación, ya que cualquier molestia en la glándula mamaria suele levantar la sospecha de poder estar relacionada con esta enfermedad oncológica. Sin embargo, solo entre un 2 y un 7 por ciento de las mastalgias o dolores de mama son síntoma de esta grave enfermedad, según han resaltado expertos de Vithas.

Cuáles son los síntomas del cáncer de mama 
Pese a que, como decíamos, el dolor no es un síntoma que se suela asociar al cáncer de mama, hay otros que sí pueden estar relacionados con esta enfermedad. 

Un bulto nuevo en la mama o la axila (debajo del brazo).
Aumento del grosor o hinchazón de una parte de la mama.
Irritación o hundimientos en la piel de la mama.
Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón o la mama.
Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.
Ante cualquiera de estos síntomas, hay que acudir al médico. Sin embargo, también es conveniente pedir consejo cuando aparece el dolor en el pecho. 

¿Qué causa el dolor en las mamas?
Mastalgias, nódulos palpables, secreciones mamarias, mastitis (o inflamación de la mama) y ginecomastias son los motivos que más se repiten en las consultas de los mastólogos. La mastología o senología es una rama de la medicina que se encarga del estudio y seguimiento de la mama tanto sana como patológica.

El origen del dolor mamario puede estar asociado con el período premenstrual o pico ovulatorio. En este caso, suele ser "bilateral, difuso y de duración superior a cinco días", explica el doctor José López García, cirujano y mastólogo de la Unidad de Patología Mamaria de Vithas Aguas Vivas.

Cuando el dolor no va asociado al ciclo menstrual, se centra en una de las mamas y es localizado en una zona concreta. Se asocia frecuentemente a patología mamaria benigna ya que "el cáncer de mama se acompaña de dolor mamario solo en torno al 2-7% de los casos", afirma el doctor López. Por último, el dolor mamario puede tener origen fuera de la mama: "Contracturas cervicales o alteraciones en músculos y piel cercanos a la mama pueden estar provocándolo".

¿Cuál es el riesgo del cáncer de mama?
El riesgo de una mujer en la población general sin antecedentes familiares de padecer cáncer de mama es del 12%."El riesgo se duplica en caso de que dos familiares de primer grado hayan pasado la enfermedad", afirma el Dr. López.

En este sentido, conviene aclarar que, si bien es cierto que la genética constituye un factor de riesgo en el cáncer de mama, "solo el 5% de los casos se saben que son hereditarios; es decir, hay alteraciones genéticas demostradas".

Con todo, las pacientes que tienen una alteración genética (BCRA 1 y BCRA 2) presentan a lo largo de su vida un riesgo de padecer cáncer de mama que llega al 70% (*). "Por eso se propone en muchos casos realizar mastectomias para reducir este riesgo", explica el Dr. José López.

Objetivo: diagnóstico precoz
Para un diagnóstico precoz del cáncer de mama, algo esencial para aumentar la curación y supervivencia de esta patología, existen en los hospitales unidades de patología mamaria que estudian los síntomas que presenta la mujer y ofrecen tratamiento tanto en casos de patología benigna como en tumoraciones malignas.

El hecho de contar con los especialistas y la tecnología necesaria para realizar las pruebas que conduzcan a un diagnóstico supone un valor añadido en la detección precoz del cáncer de mama. En este sentido, apunta el Dr. López, "es muy importante evaluar el riesgo individual de cada mujer para establecer las pautas y periodicidad del seguimiento en cada caso".

Desde estas unidades también se trabaja la prevención a través de la evaluación individual del riesgo de cáncer personal y/o familiar y, en caso necesario, ofrecen el tratamiento quirúrgico de reducción de riesgo.

Te puede interesar