Coronavirus: los barbijos seguirán siendo decisivos hasta la vacuna y hay claves para desinfectarlos

SALUD Por Carola LEVI
Requieren un lavado diario con detergente o jabón de ropa. Usarlos mal puede dar una falsa sensación de seguridad y protección que aumenta el riesgo de contagio.
barbijo-bebe-750x430

Es un error pensar que por llevar barbijo ya se está protegido. Es fundamental conocer cuánto tiempo se puede utilizar cada tapaboca y cambiarlo cuando toque para que siga protegiendo y se proteja a los demás.

Mientras se lo utiliza, hay que evitar tocarlo: siempre que uno se toque un barbijo usado, para quitárselo o lavarlo, hay que lavarse las manos con agua y jabón y luego frotarlas con un pañuelito empapado en alcohol, según aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Con el calor y el sudor la vida útil de los barbijos se acorta, porque la humedad originada por los fluidos corporales –sudor, mucosidad, saliva– puede hacer que proliferen microorganismos.

Cómo guardarlos en casa
Hay que sacarlo por el elástico que lo sujeta a la oreja y evitar apoyarlo en cualquier superficie. Es recomendable poner el barbijo en una bolsa, estuche o papel. Es importante que el contenedor no sea hermético, ya que, de estar infectado, favorecería la supervivencia del virus.

Otro error común en algunas familias es guardar los barbijos de todos en el mismo lugar. Esto, según coinciden los expertos, favorece la contaminación.

Hay que guardarlos en lugares separados y de poco acceso. Si se toca la cara externa, hay que lavarse las manos antes de entrar en contacto con otra superficie de la casa.

Cómo lavarlos
“Se tienen que lavar todos los días. Con detergente o jabón de ropa está perfecto. Es importante saber que si bien brindan protección (alrededor del 42/44 por ciento) para evitar contagios, el objetivo principal es cuidar al otro. Es decir si soy portador asintomático evito transmitir la enfermedad a otros”, remarca a Con Bienestar Bárbara Broese (M.N. 130.018), jefa de Epidemiología del Hospital Central de San Isidro.

Remojar los barbijos caseros durante cinco minutos en una mezcla de una cucharadita de lavandina por cada litro de agua caliente también es una solución simple y efectiva. Pero cuidado: no usar una mayor concentración de lavandina, porque la inhalación residual podría dañar las vías respiratorias o empeorar cualquier condición pulmonar.

Lo mejor es enjuagar el tapabocas durante unos 15 segundos debajo de la canilla y dejarlo cinco minutos más en una palangana con agua limpia. Luego se pueden secar al sol.

Otro aspecto a tener en cuenta es el talle: si no se ajusta correctamente, no tendrá la eficacia que debe. Tiene que ajustarse bien a la nariz y cubrir el mentón.

Te puede interesar