Problemas que pueden padecer tus uñas (y cómo resolverlos)

NOTICIAS DE INTERÉS Por Carola LEVI
Esta parte de nuestro cuerpo se convierte en un buen barómetro de nuestra salud, y su estado puede indicarnos posibles trastornos
tendencias-u%C3%B1as-invierno-4-

Las manos son, sin duda, una buena carta de presentación. Por eso, llevar unas manos y unas uñas cuidadas es importante. Pero, más allá del componente estético, lo cierto es que nuestras uñas pueden ser un buen indicador de nuestro estado de salud. Sí, su aspecto puede darnos muchas pistas sobre posibles problemas de salud, por lo que es importante estar atentos a las señales que nos lanzan. Así nos lo confirma María Real Capell farmacéutica, nutricionista y psiconeuroinmunoendocrina, que considera que las uñas son un gran barómetro de nuestra salud. Por eso, un examen visual puede alertar sobre problemas más graves. Y nos podemos encontrar, en su opinión, con los siguientes casos.

1. Uñas azules/negras
Se trata de un hematoma subungueal. Es una lesión que se da por aplastamiento en la yema del dedo y se produce una acumulación de sangre debajo de la uña. Si hay una lesión más grave, la uña puede romperse o incluso llegar a desprenderse una parte. El tratamiento en este caso es sintomático y se resuelve con el paso del tiempo, aunque también es posible drenar esta sangre acumulada por un profesional de la salud.

2. Uñas resecas y blandas por exceso de limpieza
Tal y como nos explica la experta, con el lavado de manos continuo que estamos llevando a cabo en esta pandemia y los geles hidroalcohólicos la uña se puede volver más seca, ya que estos productos eliminan los fosfolípidos de las uñas. Sabemos que no lavarnos las manos pone en peligro nuestra salud, por lo tanto, lo que hay que hacer es hidratarse las manos después de la limpieza con una crema de manos y si es necesario aplicarse aceites reparadores de cutícula y uñas.

3. Deformidades
La mayoría de deformidades de las uñas se deben a onicomicosis, infecciones por hongos. Otros casos más graves de deformidades en las uñas son en personas que sufren psoriasis y también en personas que sufren cáncer.

4. Manchitas blancas
Eso no se debe a la falta de calcio como decían nuestras abuelas, sino a falta de hierro, zinc o pequeños golpes que propinamos sin querer a lo largo del día a las uñas.  Si has descartado que tus manchas blancas puedan deberse a golpes y rozaduras, no tardes en realizarte una analítica de revisión para descartar cualquier carencia nutricional. Recuerda que todas las carencias nutricionales deben abordarse primero nutricionalmente y modificando hábitos de vida y en caso que sea necesario también hay que abordarlas desde la suplementación.

5. Uñas agrietadas
Son consecuencia de mala circulación, se agrietan más fácilmente las uñas de los pies que las de las manos, ya que en la zona de los pies la circulación venosa es peor.  Una uña agrietada también puede ser a causa de una mala alimentación. Si tienes las uñas agrietadas prueba de mover cada hora dedos de manos y pies para favorecer la circulación sanguínea. Si el problema está en las uñas de los pies duerme con los pies ligeramente levantados.

6. Uñas amarillas
Los fumadores pueden tener las uñas más amarillas. También las personas que consumen un medicamento llamado metotrexate. Si hay onicomicosis, aparte de una deformación también se puede observar un color más amarillo, que también puede indicar que está alterada la función hepatológica y la función renal.  Aquí la solución está en dejar de fumar. En caso de onicomicosis, es buena idea acudir a la farmacia, ya que el farmacéutico le indicará tratamientos eficaces para sus uñas. Si aun así el problema persiste habrá que acudir a un dermatólogo. Abusar de la manicura también puede producir este aspecto amarillento.

7. Uñas verdes
No es habitual verlas verdes, pero si la uña adopta un color tirando a verdoso hay que acudir a urgencias ya que puede ser una infección por Pseudomonas, un tipo de bacteria.  Aquí el tratamiento es abordar la infección bacteriana con el antibiótico adecuado, teniendo en cuenta que es muy importante hacer buen uso de los antibióticos para no desarrollar resistencias.

8. Uñas en forma de cuchara
Cuando la uña presenta un aspecto muy curvada simulando una cuchara se denomina coiloniquia. Se puede manifestar en personas con déficit de hierro y también en personas con hipotiroidismo. Aquí el tratamiento será tratar la causa, tratar el hipotiroidismo, así como la posible anemia. Ambas intervenciones para una correcta recuperación deben ser nutricionales y farmacológicas. Un hipotiroidismo sin una nutrición adecuada siempre tendrá efectos residuales en el cuerpo.

9. Uñas blandas
Abusar de la manicura repercute en la dureza de las uñas. La mala alimentación también influye (aquí la vitamina que tiene más impacto sobre la dureza es la vitamina D, hay que ingerir la cantidad suficiente y exponerse 20 minutos al día al sol en franjas donde la radiación UV no sea muy alta, y, además, con esta intervención mejorará nuestro estado de ánimo). Otro factor que afecta a la dureza de las uñas es la exposición prolongada a productos de limpieza como se ha comentado antes.

Te puede interesar