Alimentos ricos en betacarotenos y sus propiedades

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
Protegen tu vista, tu piel y son antioxidantes.
betacarotenos_4

Los alimentos ricos en betacarotenos, también conocidos como provitamina A, son necesarios en una dieta sana. Se encuentran en productos vegetales, principalmente. 

El betacaroteno es un pigmento liposoluble que da color a los alimentos y que puede ir del rojo al amarillo o verde. Es una sustancia antioxidante, lo que quiere decir que ayuda al organismo a luchar contra los radicales libres. Por tanto, se dice que en el contexto de una dieta saludable y variada, los alimentos ricos en carotenoide pueden ayudar a prevenir enfermedades relacionadas con la oxidación, por ejemplo, el cáncer. 

Protegen tu vista 
Los betacarotenos son también muy buenos para la vista. Según nos explican desde Nutrilite, si queremos mantener una buena función visual será fundamental incluir vitamina A y betacaroteno.  El betacaroteno lo encontramos en verduras y frutas como las zanahorias, batatas, patatas, calabazas o espinacas, en cambio, las fuentes de vitamina A son de origen animal, como la carne y los lácteos. Además, es importante la ingesta minerales como el zinc y el selenio, que podemos encontrar en los cereales integrales, los frutos secos, las legumbres, la carne roja y el marisco.

Protegen tu piel 
Estos antioxidantes son conocidos también por cuidar de la salud de la piel y favorecer el bronceado, ya que son activadores de la melanina y, además, aportan agua a la piel. "La hidratación de la piel es esencial en esta época del año y está más relacionada con la ingesta de frutas y verduras, que con beber agua en exceso. Por eso, es importante incluir en nuestra dieta con mayor frecuencia los betacarotenos a través de licuados de zanahoria y mandarina, por ejemplo, las frambuesas, los pickles (verduras fermentadas) de zanahoria y calabaza y el alga nori", apunta la experta en nutrición Patricia Restrepo del Instituto Macrobiótico de España.

El tomate, rico en betacarotenos 
Por todo ello, los expertos en nutrición no se cansan en repetir que hay que consumir abundantes frutas y verduras y de diferentes colores, puesto que cuanto más intenso es el color del alimento, por ejemplo, el tomate, más concentración de betacarotenos hay. De hecho, esta rica hortaliza es uno de los alimentos estrella cuando hablamos de carotenoides. 

El tomate, tan popular en la gastronomía española, es uno de los productos indispensable para cuidar de nuestra salud. Es más, su consumo, insistimos, en el contexto de una alimentación equilibrada y la realización de ejercicio físico, se ha asociado a la reducción del riesgo de cáncer de próstata. 

Pimientos 
Como vemos, este es un buen ejemplo de alimentos ricos en betacarotenos, puesto que el color de estas hortalizas va del rojo al amarillo pasando por el verde. Los pimientos, además, también contienen vitamina C, otro poderoso antioxidante.

Zanahorias 
Como sabemos, las zanahorias se han relacionado con el bronceado. Esto es debido a su riqueza en betacarotenos, que, como decíamos, activa la melanina. También protege tu pelo y, además, se recomienda para la salud bucodental, según señalan desde Sanitas, ya que ayuda a eliminar los restos de comida. 

Espinacas 
Al igual que el brócoli, las espinacas son ejemplos de alimentos de color verde que deben este pigmento a los carotenos. Además, son ricas en calcio, fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc. Si sigues una dieta para perder peso, incluir espinacas es una buena elección. 100 gramos solo aportan 16 calorías. 

Melón 
Otro de los alimentos más recomendables para una dieta sana en verano es el melón, un alimento rico en antioxidantes. Asimismo, aporta una gran cantidad de agua, por lo que ayuda a combatir el calor e hidratar el cuerpo, en especial de las personas más vulnerables, como los mayores. 

Brocoli 
Es uno de los alimentos imprescindibles para una buena salud. Según Giannina Castro, nutricionista de Clínicas Dorsia, el brócoli que ayuda a reforzar el sistema inmunológico. Se lo debe a su riqueza en antioxidantes. 

Lácteos 
Los betacarotenos son sustancias flavonoides (antioxidantes) que se encuentran en alimentos de origen vegetal (precursores de la vitamina A) pero también pueden hallarse en los de origen animal como los lácteos. De hecho, el color amarillo de la mantequilla se debe a esta sustancia. Eso sí, para conservar esta sustancia hay que tomar el alimento entero, puesto que los carotenos se encuentran en la grasa del alimento. Cuando se consume leche desnatada, los betacarotenos se pierden. 

Te puede interesar