9 alimentos ricos en hierro para los más pequeños

SER PADRES Por Julia VOSCO
Mantener unos niveles adecuados de este mineral es esencial
alimentos-ricos-en-hierro-para-ni%C3%B1os

El hierro es un mineral fundamental para nuestro cuerpo. Lo necesitamos para producir la hemoglobina y la mioglobina, las proteínas encargadas de transportar el oxígeno, y al igual que nos preocupamos por sus niveles durante la vida adulta, también deberíamos hacerlo en la infancia. Tal y como detalla la Asociación Española de Pediatría, su déficit en los más pequeños puede provocar la aparición de anemia, causada, en muchos casos, por la falta de consumo de alimentos ricos en hierro. Aunque, en otras ocasiones, la sufren a pesar de mantener una dieta adecuada, debido a otros problemas de absorción intestinal o su crecimiento rápido.

A partir de los tres años, se recomienda ingerir unos 7 mg. de hierro al día, que irá en aumento conforme crezcan, hasta los 15 mg. para niñas de 14 a 18 años, y 11 mg. para los niños de ese mismo rango de edad.

Por ello, entre otros muchos motivos, resulta esencial cuidar qué comen nuestros hijos. Especialmente, una vez han dejado la lactancia. Así que te traemos una lista de todos los alimentos que os pueden ayudar a evitar este problema. ¡Toma nota!

Lentejas: si quieres, las comes, y si no... también
Es uno de esos alimentos que a los niños puede producirles tanto amor como odio. Pero lo cierto es que las lentejas son un alimento que nos aporta más de 7 mg. de hierro por 100 gramos de producto. 

A ellas se unen las habas, con un 8.5 mg de hierro por 100 gramos.

Y, entre sus otras múltiples bondades, podríamos citar que son ricas en proteínas de origen vegetal y suponen una fuente de fibra.

Huevo de gallina
El huevo de gallina contiene 2.2 mg. de hierro por cada 100 gramos, lo que le convierte en otro alimento ideal para combatir la falta de dicho mineral.

Además, se trata de un alimento que, por norma general, suele gustar a los niños. Así que prepáraate para hacer unas cuantas tortillas. Eso sí, es muy importante que no le quites la yema, puesto que es donde se encuentra el hierro.

Espinacas
A Popeye le daban energía, y a nuestros hijos, también. Las espinacas contienen 4 mg. de hierro por 100 gramos, convirtiéndose, así, en una de las verduras más ricas en este mineral. Otra muy saludable y que también tiene hierro es el brócoli.

No obstante, cabe destacar, de nuevo, que los nutricionistas advierten de que el hierro de origen vegetal no se absorbe tan bien como el animal. La explicación es que al ingerir los primeros alimentos, el hierro tiene que ser transformado de férrico a ferroso, y en dicho proceso están implicados la vitamina C y la acidez del estómago.

De ahí que sea tan importante consumirlas, acompañadas de otros alimentos ricos en vitamina C.

Carne de vacuno
La carne de vacuno tiene unos 2.5 mg. de hierro por 100 gramos, según datos de la Clínica de la Universidad de Navarra.

Aunque las verduras y legumbres son imprescindibles en cualquier dieta saludable, todos los expertos coinciden en señalar que absorbemos mejor el hierro de los alimentos de origen animal que de origen vegetal. Hasta 5 veces más, tal y como detallaba la nutricionista Mireia Benlliure.

Los cereales
La Asociación Española de Pediatría informa de que 28 gramos de cereales de desayuno fortificados, contienen desde 1.8 a 21.1 miligramos, presentándose, de este modo, como una buena alternativa para incluir el hierro en su día a día.

Los más aconsejables son la avena, la espelta y el centeno. 

Frutos secos, con precaución
Las nueces tienen 2.2 mg. de hierro por cada 100 gramos. Sin embargo, es muy importante recordar que los frutos secos entrañan peligros para los más pequeños de la casa. Al riesgo de alergia, se suma la posibilidad de asfixia. La mayoría de los atragantamientos infantiles se producen tras el consumo de estos productos, ya que, al ingerirlo en su forma entera, pueden obstruir sus vías aéreas.

Por esta misma razón, la Asociación Española de Pediatría indica que no les demos frutos secos a los niños hasta los 5-6 años. En el caso de que se desee introducir en la dieta de los menores, se podrá hacerlo, siempre y cuando sea triturado y en cantidades muy pequeñas.

Aves
Según indica el doctor Luis lópez Tallaj en su libro Come y crece, las aves son una fuente de hierro para los niños. El filete de pollo tiene, aproximadamente, 1 mg. de hierro por 100 gramos. 

El pavo puede ser otra buena opción, en parte, también, por su fácil digestión.

El chocolate, un placer con hierro incluido
En más de una ocasión has leído algún artículo sobre las múltipes propiedades del chocolate negro. ¿Y del cacao natural?

Una reciente investigación liderada por los doctores María Izquierdo y Raúl Zamora concluyó que ayuda a la prevención de enfermedades cardiovasculares, así como a fomentar la capacidad de concentración y la memoria.

Pues, a todo ello, hay que incluir sus 2.2 mg. de hierro por 100 gramos, que posee, según datos de la Clínica Universidad de Navarra.

Seguro que incluir el consumo de este alimento, de forma ocasional, no os costará tanto.

Te puede interesar