Semana de la lactancia materna: ¿se puede amamantar con coronavirus?

Aunque la leche materna sigue siendo la forma más segura de alimentar a un bebé, en este contexto de pandemia surgieron dudas al respecto. De la mano del programa “Creciendo Juntos”, la doctora Ana Pedraza brinda algunas claves.
Lactancia-materna-870x489

El comportamiento del coronavirus generó incertidumbre y ese sentimiento se acrecentó, especialmente, en las familias que están por dar a luz. En un principio, la comunidad científica recomendó que las madres contagiadas con covid-19 dejen de amamantar, pero con el avance de las investigaciones se verificó que, por el contrario, no sólo la leche materna no actúa como vector del virus, sino que sus beneficios naturales cobran mayor relevancia ya que protege a los bebés de las infecciones respiratorias.

Es por eso que la lactancia materna sigue siendo la forma más segura de alimentar a un bebé, incluso en aquellos casos en que la mamá es diagnosticada con covid-19 positivo.

Precisamente, la lactancia en tiempos de coronavirus es uno de los ejes de las acciones desplegadas por el programa de salud “Creciendo Juntos”, impulsado por Pan American Energy (PAE) -principal empresa privada integrada del sector energético en Argentina- y la Fundación para la Salud Materno Infantil (FUNDASAMIN).

Desde hace 16 años, este programa contribuye con la disminución de la mortalidad infantil y busca mejorar la calidad de la atención perinatal en las provincias de Chubut, Neuquén, Buenos Aires y Santa Cruz. Este año, y con este contexto de pandemia, hace nuevamente foco en la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

“La irrupción del covid-19 demostró la relevancia de los profesionales de la salud y su rol en la atención diaria y permanente de pacientes con el virus. Además, puso en evidencia la importancia de mantener y adaptar iniciativas vinculadas a esta área para hacer frente a la pandemia”, aseguró Agustina Zenarruza, gerente de Sustentabilidad de PAE.

En madres con covid-19 positivo, la recomendación es no suspender la alimentación a pecho. “En esos casos, se deberá realizar con una serie de recaudos porque la transmisión del virus es por vía respiratoria. De todos modos, si la mamá y el bebé están en condiciones, la indicación es continuar amamantando”, afirmó la doctora Ana Pedraza (M.P. 42867) integrante de la Fundación Para la Salud Materno Infantil (FUNDASAMIN) y una de las máximas referentes del país en materia de neonatología.

La especialista explicó que “cuando la madre va a amamantar, tiene que ponerse el barbijo, lavarse las manos y dar el pecho preferentemente fuera de la cama, porque es una superficie que puede estar contaminada”. Otra recomendación es evitar que el bebé tenga contacto con la ropa de la madre.

“No se ha podido detectar hasta el momento que la leche materna transmita el virus. Los medicamentos que una madre eventualmente recibe, tampoco afectan al recién nacido, con lo cual las ventajas de la leche materna son muchísimas incluso en la pandemia, porque contiene anticuerpos y células vivas que hacen que los chicos tengan menos riesgos de infecciones respiratorias”, enfatizó Pedraza.

Este año, Pan American Energy reconvirtió el programa “Creciendo Juntos” para adecuarlo al contexto de covid-19. Se elaboraron diversos protocolos de actuación, concentrando los esfuerzos en la formación virtual de profesionales de la salud, la actuación frente a casos de embarazadas con diagnóstico positivo y en la importancia de lactancia materna, aún en madres con coronavirus.

“Creciendo Juntos” nació como respuesta a las altas tasas de mortalidad infantil registradas en la ciudad de Comodoro Rivadavia en 2001-2003 y desde su implementación, contribuyó a la disminución de la tasa de mortalidad neonatal a menos de la mitad, y la de mortalidad fetal a casi la mitad en Comodoro Rivadavia. Debido a los buenos resultados logrados, con los años fue ampliándose y replicándose en Neuquén, Buenos Aires y Santa Cruz.

Te puede interesar