Síntomas comunes de la adicción a la comida

El padecer una adicción a la comida puede traer dificultades en la vida además del sobrepeso. Esta actividad consiste en ciertas conductas como el hábito de comer compulsivamente y la falta de un control sobre la misma.
Mujer-comiendo-donas

Comer más aunque el estómago se encuentre lleno
Los antojos de comida no son algo descabellado, pero si peligrosos. Existe una gran diferencia entre un antojo y hambre, siendo el primero el deseo de comer algo cuando el estómago está repleto de comida. Mientras que el segundo sólo responde a una tarea básica de sobrevivir. Los antojos se convierten en un problema cuando sucede muy seguido en la tarea de satisfacerlos. Algunos expertos afirman que estos comportamientos pueden ser el indicio a una adicción o desorden alimenticio en desarrollo.

Ocultar la adiccion por la comida
Cuando los comportamientos compulsivos comienzan a salirse de control y las personas no pueden tomar al toro por los cuernos de sus acciones con respecto a los alimentos, en ese momento se ve una conducta oculta en el consumo de exceso de comida. Por lo regular, esto ocurre a solas, alejados de cualquier contacto de amigos o familiares

Inventar excusas para comer
Con las personas sanas y sin ninguna adicción alimenticia es difícil comportarse fiel ante un régimen alimenticio, ya que el cerebro busca siempre la forma de conseguir lo que desea. Esto puede ser muy grave con quienes padecen una adicción a la comida, ya que aunque establezcan reglas y condiciones sobre las comidas prohibidas o permitidas, el cerebro siempre buscar una forma de revertirlas a su favor. Además, cuando el organismo se siente desprovisto de comida, comienza a experimentar abstinencia, comportamiento parecido a cuando una persona deja de fumar.

Sentir culpa pero repetir el comportamiento
La constante provisión de alimentos y la conducta de infringir aquellas reglas lo lleva a un sentimiento de culpa para la persona afectada. De todas formas, los antojos pueden superar el remordimiento para continuar con las conductas poco saludables. Esto hace un círculo vicioso, pero de satisfacción momentánea.

Comer más de lo previsto
Quizás, seas una persona que puede comer un trozo de chocolate y guardar el resto para otra oportunidad, pero hay quienes van en la dirección que no pueden hacerlo. Investigaciones aseguran que este tipo de comportamientos con respecto a los alimentos es muy común en cualquier tipo de adicción. Es por ello que aconsejar moderación alguien con una adicción a la comida no tiene sentido, ya que los actos de conducta son difíciles de resolver y requiere un tratamiento.

Así que la mejor recomendación cuando se trata de adicciones alimentarias y cómo tratarlas es acudir con el especialista y el médico para que puedan enfrentar esta tarea con el fin de llegar al objetivo de una forma correcta.
 

Te puede interesar