Consejos para cuidar la piel en la depilación íntima femenina

SALUD Por Julia VOSCO
Hay técnicas para evitar heridas o irritaciones. Una especialista nos da tips para quitarnos el vello sin lastimarnos.
2028404_w980h638c1cx1251cy690cxt0cyt0cxb2119cyb1414

Cada mujer es libre de decidir si quiere depilarse o no el vello de las axilas, de las piernas, de la zona íntima o del bozo. Para el área púbica hay recomendaciones prácticas para hacerlo con cuidado, desde la comodidad del hogar.

Hay métodos como las depiladoras eléctricas que funcionan a pila o mediante carga USB. También están los elementos convencionales, como las tiras de cera caliente, las cremas depilatorias o las clásicas maquinitas de afeitar.

“Hay que depilarse empleando la forma correcta, porque se pueden producir fenómenos colaterales sobre la piel como irritación, pelos encarnados, nódulos, foliculitis crónica, quemaduras, manchas y cicatrices”, explica a Con Bienestar la médica dermatóloga Cristina Pascutto (M.N. 57.831).

La foliculitis consta de la inflamación o infección del folículo piloso. La zona afectada de la piel puede llegar a cubrirse de sarpullido o de pústulas, pequeños granos con pus.
Entre los factores que pueden influir en las reacciones a los diversos métodos de depilación, se debe tener en cuenta la sensibilidad de la piel, el grosor del vello, la forma de crecimiento del pelo y el estado de los elementos empleados. Por ejemplo, el buen filo de las maquinitas rasuradoras, la calidad de las cremas y ceras, y la temperatura que se emplea.

“Debemos tener un mayor cuidado con lo que respecta a la depilación íntima femenina, la zona pélvica. Es un área con pelos muy gruesos, gran cantidad de glándulas sobre una piel más fina y poco resistente”, argumenta Pascutto, expresidenta de la Sociedad Argentina de Dermatología.

 Consejos prácticos según la opción elegida:
1. Maquinita de afeitar: Hay que hidratar o lubricar muy bien la zona íntima antes de emplear este tipo de rasuradoras. “Un buen momento para hacerlo es mientras te duchás”, agrega Pascutto. Se aconseja agua y jabón neutro como complementos ideales. Además, al utilizar una maquinita nueva con buen filo, se evitan irritaciones y lastimaduras.

2. Cera caliente: Las tiras de cera o los hornitos fundidores de este material son métodos muy utilizados debido a que la depilación dura más tiempo que el rasurado. Se debe tener mucho cuidado con la temperatura para evitar quemaduras indeseadas. Para evitar que el vello se encarne, depilar la zona respetando el sentido de crecimiento del pelo.

3. Crema depilatoria: Un elemento rápido y práctico de utilizar. Las cremas debilitan el vello mediante una fórmula química. Para evitar irritación, se recomienda no aplicarla en el área genital, sino en las ingles.


 

 

Te puede interesar