Dieta y ejercicios para acelerar el metabolismo

Un metabolismo más lento puede ser la causa de que no bajes de peso.
metabolismo-1-k5cF--1200x630@abc

¿Cuántas veces te has puesto a dieta y no has conseguido perder peso? O, después de haber adelgazado ¿has vuelto a engordar? La razón por la que no mantienes el peso perdido está, en muchas ocasiones, en no haber seguido una dieta adecuada y haber sucumbido a los planes para perder peso rápido. Sin embargo, también puede deberse a tu metabolismo. Sí, esa frase tan manida de 'no adelgazo porque tengo el metabolismo lento' es más real de lo que piensas. Y Lina Robles, nutricionista del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela te lo aclara. 

Diferentes tipos de metabolismo
Siempre que hablemos de un metabolismo que funciona normal, puede darse el caso de que sea más lento o más rápido. Esto tiene implicaciones en la ganancia de peso. Por ejemplo, si nuestro gasto energético es bajo, tenderás a quemar pocas calorías y a acumular grasas, y podemos decir que tenemos un metabolismo lento. Si, por el contrario, procesa los nutrientes a gran velocidad y se mantiene más activo en cualquier situación, podemos decir que nuestro metabolismo es rápido. La pérdida de peso, o mantenernos en un peso ideal será más fácil. 

¿Por qué tenemos el metabolismo más lento con la edad?
Dependiendo de la edad hay factores que afectan. Por ejemplo, a partir de los 40 el metabolismo se ralentiza debido a la bajada de estrógenos y progesterona.

También en esta etapa la masa muscular empieza a disminuir (sarcopenia)

A partir de los 50, el cuerpo tiene tendencia a sustituir la masa muscular perdida por grasa corporal. El cuerpo requiere menos calorías que antes por lo que es importante adaptar la dieta a esas nuevas necesidades.

¿Se puede activar el metabolismo?
Se puede ayudar a que el metabolismo se mantenga más activo, cuidando la alimentación y, en determinados casos, hacer dieta y acompañar con una buena rutina de ejercicio.

Lo que no está indicado, si el metabolismo funciona bien, independientemente de que sea más rápido o más lento, y esto suele deberse a factores genéticos que no se pueden modificar, es tratarlo. De hecho, sería incluso peligroso al no ser que tu médico lo crea conveniente.

Se tratan los problemas de metabolismo como pueden ser un hipotiroidismo o un hipertiroidismo.

¿Qué dieta activa el metabolismo?
En realidad, no hay una dieta para acelerar el metabolismo. Lo que sí es cierto es que manteniendo una buena rutina alimentaria se puede perder peso en el caso de que sea necesario o mantener el peso en el caso de tener un normopeso.

Lo mejor es hacer una dieta en a que se controlen el consumo de grasas y azúcares.

Si quieres hacer una dieta para bajar de peso, lo recomendable es acudir al especialista para que estudie tu caso y te pueda hacer la dieta que mejor resultados te dé.

¿Influye el número de comidas?
Sí. Si un metabolismo es lento, es necesario tenerlo activo. Para eso se recomiendan hacer las 3 comidas principales y 2 ingestas intermedias pequeñas.

El metabolismo lo podemos comparar con una persona, es decir,  si una persona no está acostumbrada a madrugar, el día que tiene que hacerlo le cuesta mucho. Mientras que una persona que madruga todos los días llega un momento en el que lo hace casi sin esfuerzo.

El metabolismo igual, si está trabajando constantemente, le costará menos quemar que si tiene periodos de ayuno muy prolongados. Después de los periodos de ayuno, le va a costar más arrancar para quemar. Tenderá a acumular, de hecho, después de un ayuno prolongado. 

¿Cómo influye el ejercicio para activar el metabolismo?
El ejercicio es muy importante para mantener el peso. Pero además, para activar el metabolismo hay que hacer ejercicios de fuerza. En cambio, si nuestro problema es la grasa, tendermos que hacer ejercicios de 'cardio'.  

Como en todos los casos, consultar a un especialista te dará mejores resultados. Tu entrenador o en tu gimnasio te dirán que es lo mas recomendado, como combinarlos, durante cuánto tiempo…

Ejemplos de ejercicios que activan tu metabolismo
Puedes hacer bici, elíptica, correr, nadar... todos ellos pertenecen al grupo de los ejercicios de 'cardio'. Un entrenamiento diario, por ejemplo, de 45 minutos te ayudará a quemar grasas y perder peso. 

Para activar tu metabolismo, como decíamos, debes hacer ejercicios de fuerza. Son aquellos que se realizan con máquinas en los gimnasios.  Pero también puedes realizar un entrenamiento funcional con tu propio peso. Ejemplos de este tipo de ejercicios son: 

- Sentadillas: consiste en agacharse como si te fueras a sentar en una silla, mantener la postura y volver a la posición inicial. 

- Zancadas: se hacen desplazando una pierna hacia atrás, como si fueras a arrodillarte, mantienes la postura entre 15 y 30 segundos, según tu forma, y vuelves a la posición inicial para repertirlo con la otra pierna. 

- Plancha: se trata de una especie de flexión, pero si bajar los brazos. El cuerpo se tiene que quedar como una tabla y tienes que aguantar la postura entre 15-20 segundos. puedes apoyar los antebrazos si te resulta más fácil. 

- Flexiones: boca abajo, y con la ayuda de los brazos, debes levantar tu peso y volver a bajar sin que tus rodillas toquen el suelo. Repite 10 veces para empezar. 

Te puede interesar