Dieta y cáncer: qué alimentos pueden ser buenos para protegerte

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
La dieta sola no cura pero sí ayuda a prevenir y te protege
dieta-cancer-4-kSoH--620x349@abc

Buenos alimentos contra el cáncer de colon
Desde Quirúrgica, cirujanos asociados, nos recuerdan que la alimentación puede tener un rol importante en el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal. Una dieta rica en frutas, verduras y una cantidad moderada de pescado ofrece una mayor protección delante el desarrollo de un cáncer colorrectal.

Y es que los alimentos que contienen altas cantidades de fibra se han relacionado con una disminución del riesgo de cáncer de colon. Una razón podría ser que el consumo de fibra tiende a dar volumen al sistema digestivo, reduciendo la cantidad de tiempo que los desechos viajan a través del colon. Como estos residuos a menudo contienen carcinógenos, una alta cantidad de fibra disminuye la oportunidad de que los carcinógenos puedan afectar a las células intestinales. Por el contrario, la carne roja o procesada puede asociarse a un mayor riesgo de padecer cáncer colorrectal.

Cáncer de mama y dieta 
Pero no solo el de colon, la dieta también influye en otros tipos como el de próstata o, incluso, el cáncer de mama. En este sentido, los expertos advierten de que Casi un 25% de los casos de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas podría evitarse con una dieta adecuada y la práctica de ejercicio físico de manera regular. Así lo aseguran multitud de estudios publicados en los últimos años que, como señala la doctora Natalia Carballo, jefa del Servicio de Oncología Radioterápica de MD Anderson Cancer Center Madrid, “recomiendan el control del peso a partir de la reducción del consumo de grasas saturadas y alcohol y el aumento de la ingesta de frutas y verduras, unido a la práctica de ejercicio físico entre 30 y 60 minutos al día”. 

A continuación, te contamos los beneficios de algunos alimentos que, aunque no sean anticancerígenos, sí refuerzan el concepto de alimentación saludable contra el cáncer. 

Espinacas 
Nos aportan mucha vitamina C, pero también una buena cantidad de vitaminas A, B, E y K, así como potasio, calcio, fósforo, zinc y ácido fólico y por tanto mejoran la respuesta del organismo frente a virus y bacterias y mantiene el cuerpo hidratado, algo esencial para combatir los catarros y gripes. Además, las espinacas nos ayudan a reducir los efectos del asma, la migraña o la artritis, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, que también ayudan a prevenir el cáncer, recuerdan desde Bendita Locura Coffee & Dreams.

Crucíferas 
Brócoli, col, coliflor, lombarda, coles de Bruselas, en definitiva, todos los alimentos denominados crucíferos, son ricos en glucosinolatos, potentes moléculas que pueden contribuir a prevenir el cáncer, ya que bloquean la angiogénesis, es decir, el crecimiento de las células tumorales, indica la Dra. Odile Férnandez, autora de 'Mis recetas anticancer (ed. Urano). 

Kiwi 
No pueden faltar en tu dieta. Por una parte, porque son cómodos de llevar y deliciosos para comer como tentempié o tras las comidas. Por otra porque son excelentes para cuidar tu organismo. Según nos aclara Zespri, profesionales de la salud, cuando en nuestra alimentación hay una ingesta adecuada de vitamina C se limita el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como cardiopatías o algunos tipos de cáncer. Aunque la naranja siempre ha sido el alimento estrella cuando pensamos en la vitamina C, el kiwi aporta más de tres veces la cantidad de este nutriente, recuerdan desde Zespri.

Cúrcuma 
Esta especia, que cada vez se está haciendo un hueco mayor en la cocina española, y muy utilizada en la dieta vegetariana y vegana, también es rica en vitamina C, por lo que actúa como una excelente antioxidante. Pero además, favorece la formación normal del colágeno y protege frente al daño oxidativo para mejorar el funcionamiento de los tejidos y la piel. Y gracias al magnesio y la vitamina C disminuye el cansancio y la fatiga, nos cuentan desde los laboratorios Ordesa. 

Nueces 
Diversos estudios apuntan al poder de los frutos secos, especialmente, las nueces, para prevenir de algunos tipos de cáncer. Es el caso de un trabajo publicado en la revista médica British Journal of Nutrition que señala que las nueces podrían ayudar a reducir el riesgo de sufrir cáncer de próstata. La investigación, encabezada por el doctor Paul Davis, de la Universidad de California, muestra que los tumores de próstata presentes en ratones alimentados con el equivalente a 85 g de nueces al día eran un 50% más pequeños y crecían un 30% más lentamente que los tumores en los ratones del grupo de control. 

Salmón
Los pescados azules como el salmón o la caballa, así como las sardinas o el atún cuentan con propiedades antiinflamatorias ideales para combatir enfermedades como la artritis, a partir de la grasa omega 3 y para combatir el cáncer. Así lo señala la Asociación Española contra el Cáncer, que indica que indica que hay estudios que concluyen que los ácidos grasos omega 3 ayudan a inhibir el crecimiento de los tumores de mama y de colon así como la metástasis.

Te puede interesar