Engordó 100 kilos en los cinco meses que lleva aislado por la cuarentena

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Ana COHEN
El chino Zhou, de 26 años, pesa ahora 280 kilos. Se convirtió en el hombre más pesado de la ciudad de Wuhan, donde surgió el coronavirus
dieta-no-ganar-kilos-coronavirus-kV3E--620x349@abc

Es un caso extremo de aumento de peso durante la cuarentena. El protagonista se llama Zhou, un hombre que vive en China y subió 100 kilos durante el confinamiento por la pandemia de coronavirus. No sale de su casa desde enero pasado, casi no camina, sólo sufre.

 Con su consentimiento, su médico personal Li Zhen compartió las fotos de Zhou en la red social china Weibo. La situación de este joven de 26 años se volvió insostenible porque presentaba grandes dificultades para sobrevivir, como informa el medio IBTimes.

Por la complejidad de su caso, lo rechazaron de varias instituciones médicas. Cuando llegó en ambulancia al Hospital Universitario Central de Wuhan, Li Zhen se hizo cargo del caso ante el pedido que le hizo Zhou: "Doctor, llevo 48 horas sin poder cerrar los ojos. Es muy incómodo. ¿Me puede ayudar?".

En los primeros chequeos se le detectaron problemas respiratorios y de corazón. Fue tratado y en la actualidad no corre peligro de muerte. Las razones que el médico argumenta para este nivel de obesidad son algunos factores genéticos y problemas endocrinos, multiplicados por su larga inactividad e ingerir alimentos calóricos durante mucho tiempo.

Antes de la pandemia, Zhou, trabajaba en un café y si bien ya tenía problemas de sobrepeso, con el aislamiento comenzó a subir hasta alcanzar los 280 kilos, 100 más que cinco meses atrás. Se convirtió en el hombre más pesado en los registros de la ciudad de Wuhan, donde surgió por primera vez el coronavirus.

Consejos para evitar casos extremos
El consumo de azúcares y grasas, ya sea a base de golosinas, panificados, frituras e incluso de alcohol, así como las recetas caseras que se empezaron a preparar en el hogar debido al aumento del tiempo libre en cuarentena, contribuyen al aumento de peso.

El famoso “picoteo” se hizo costumbre habitual. Y la frontera entre comer de todo o nutrirse bien se hizo difusa y complicó la necesidad de alimentarse de manera saludable", plantea la licenciada Sabrina Tarico (M.N. 6.682), responsable del área de Nutrición de ALPI, Asociación Civil.

Lo ideal sería aprovechar estar en casa para cocinar en forma saludable, ser consciente de lo que se come, lograr armonía, pero no privarse de todo, ni tener días a puros excesos.

Te puede interesar