¡Stop celulitis! Estos son los alimentos que debes evitar para mantenerla bajo control

Las 9 letras que se convierten en la obsesión de muchas mujeres que ven cómo, cada verano, han de intentar combatir la antiestética piel de naranja, que se manifiesta sobre todo en sus piernas.
images?q=tbn%3AANd9GcRH6f_D9NAbmsnoZxSekPNoHsumQsrC2i3w9-9Hw300g5SERvjZ&usqp=CAU

Fuera azúcares
Según Laura Parada hay que evitar los alimentos altos en azúcares refinados presentes en bollería industrial, por ejemplo. El motivo es que favorecen al aumento de peso y afectan la oxigenación de los tejidos. Coincide Marta Vallejo, que apunta que hay que eliminar o evitar la ingesta de azúcares simples para evitar picos de insulina. Debemos priorizar los azúcares saludables como hortalizas, tubérculos (patata, boniato, yuca...) y fruta.

Café, en su justa medida
La experta de Slow Life House nos explica que su concentración de cafeína favorece a la retención de líquidos, así como la aparición de celulitis. La cafeína, además, produce una subida brusca de los niveles de insulina en sangre, lo cual lleva al organismo a almacenar todos los alimentos, sobre todo azúcares, en forma de grasa.

Alcohol, sin excesos
Laura Parada explica que su consumo ocasiona una vasoconstricción (constricción de vasos sanguíneos) en la piel, lo que claramente agrava la aparición de la celulitis, provocando una hinchazón de los tejidos.

Ojo con la sal
Es la otra gran enemiga de la piel de naranja. Si tomamos alimentos demasiado ricos en sal, estamos favoreciendo la retención de líquidos, lo que hará más visible la celulitis, con hinchazón y pesadez en las piernas, tal y como nos explica la experta de Slow Llife House. Por ello, hay que medir bien la cantidad de sal que añadimos a las comidas, así como leer bien las etiquetas, pues hay mucha sal escondida en alimentos procesados.

Bebidas azucaradas bajo control
Hay que tratar de evitarlas, pues tal y como nos cuenta Laura Parada, además de contener azúcares refinados y sodio que agravan la celulitis, nos impiden una correcta hidratación al beber menos agua, lo que también impacta en la calidad de la piel.

¿'Fast food' y alimentos procesados? ¡No, gracias!
Los alimentos ricos en grasas, sobre todo aquellas no saludables, como pueden ser los fritos y las grasas animales, hacen que, si no las quemas, se queden en tu cuerpo aumentando los acúmulos grasos, que es otro precursor de la celulitis. Así lo considera la directora técnica de Slow Life House, que apunta que los alimentos altos en sodio y grasas refinadas como los snacks provocan la acumulación de toxinas en nuestro organismo, que pueden favorecer a la aparición de celulitis. La doctora Mar Mira, de la clínicas Mira + Cueto afirma que es importante "disminuir ingesta de grasas saturadas (margarina, manteca, productos de pastelería y bollería industrial, carne de vaca, cordero, cerdo, patatas fritas…) e hidratos de carbono, sobre todo de absorción rápida (pasteles, dulces, azúcares…), que aumentan los niveles de azúcar en sangre muy rápido y no generan saciedad"

Te puede interesar