¿Qué ejercicios puedo hacer para reducir la papada?

Un martirio cuando es genético, consecuencia del uso del móvil y daño 'colateral' de los kilos de más en la cuarentena.
images?q=tbn%3AANd9GcRYui8xlBR5d1DY9ueTS59ZzyxDQ8BbUpAj9XNkVj1FHV4tipsz&usqp=CAU

Hay ejercicios específicos que te permitirán reducir, poco a poco, la papada, es decir, la grasa subcutánea que se cuelga bajo la barbilla. Según nos cuenta el doctor Moisés Martín Anaya, experto en cirugía estética, su aparición es un problema relacionado con la herencia genética. De hecho, hay personas que con 30 años experimentan una distribución de la grasa muy marcada en la zona cervical. Ocurre lo mismo en otras áreas del cuerpo como los tobillos o la cara externa de los muslos. Aunque el exceso de peso o, incluso, el uso constante del móvil también favorecen la aparición del doble mentón. 

Entrenamiento para reducir papada 
Si realizas cada día estos ejercicios, como parte de tu rutina diaria de higiene y cuidado personal, o si los incorporas en tu entrenamiento para todo el cuerpo, en menos tiempo del que imaginas empezarás a notar cambios bajo la barbilla y, poco a poco, fortalecerás los músculos y eliminarás la grasa bajo la barbilla. 

Cabeza hacia atrás 
Inclina la cabeza hacia atrás y mira hacia el techo. 
Empuja la mandíbula inferior hacia adelante para sentir el estiramiento de la barbilla. 
Mantén esta posición y cuenta hasta 10.
Relaja la mandíbula y vuelve la cabeza a una posición neutral.

Ejercicio con pelota
Coloca una pelota pequeña, por ejemplo, un poco más pequeña que una de jugar al tenis.
Presiona la barbilla contra la pelota.
Repite este ejercicio unas 25 veces y hazlo todos los días.

Ejercicio de labios
Inclina la cabeza hacia atrás mirando al techo
Ahora frunce los labios como si quisieras lanzarle un beso al techo
Mantén la frente relajada al hacer este ejercicio 

Ejercicio con lengua

Con la cabeza mirando al frente, saca la lengua todo lo que puedas. 
Levántala hacia arriba y procura tocarte la nariz con la lengua
Mantén esta posición hasta contar hasta 10 y deja la lengua relajada.

Estiramiento de cuello
Inclina la cabeza hacia atrás y mira al techo.
Presiona tu lengua contra el paladar.
Mantén esta posición hasta contar hasta 10 y vuelve la cabeza a su posición neutral 

Ejercicio de mandíbula 
Inclina la cabeza hacia atrás y mira al techo.
Gira la cabeza hacia la derecha.
Desliza la mandíbula inferior hacia adelante.
Mantén entre 5 y 10 segundos y suelta.
Repite el proceso con la cabeza vuelta hacia la izquierda.

¿Cuando realizar estos ejercicios?
Cualquier rutina de ejercicios para la papada o para cualquier otra parte del cuerpo exige constancia para que puedas observar los resultados esperados. Y aunque no hay un momento perfecto, algunos expertos sí aconsejan realizarlo por la mañana o por la noche. Si optamos por hacerlos antes de irnos a dormir, nos servirán, además, para relajarnos. 

También es conveniente que los hagamos despacio, sin prisas, tomando consciencia de cada movimiento. Para asegurarnos de hacerlos bien, podemos ponernos delante de un espejo. Sobre la edad adecuada para empezar a hacerlos, lo ideal sería a partir de los 20 años. Pero nunca es tarde. Aunque tengas más de 40 no dudes en practicarlos todos los días. 

Todos estos ejercicios de gimnasia facial no solo te ayudarán a combatir la aparición de la papada o a mejorar su aspecto, también contribuyen a la prevención de la aparición de arrugas. Y es que, los músculos de la cara, 50 para ser exactos, necesitan ser ejercitados como para evitar la flacidez y la pérdida de elasticidad en la piel del rostro y del cuello. El deporte genérico nos ayuda a mantener la piel deslumbrante y sana. Sin embargo, la gimnasia facial es un plus que mejorará la regeneración celular, el rejuvenecimiento del tejido facial y oxigenerará y tonificará la musculatura de la cara.

Te puede interesar