El Gobierno respondió a las versiones que indicaban que los test rápidos "son defectuosos"

SALUD Por Ana COHEN
Los ministerios de Salud y de Ciencia, Tecnología e Innovación aseguraron que estaban al tanto de las fallas a la hora de hacer las pruebas de anticuerpos.
buenos-aires-testeos-de-covid-19-en-retiro-20200428-948003

El ministerio de Salud y el de Ciencia, Tecnología e Innovación salieron a desmentir la versión que aseguraba que la cartera de Roberto Salvarezza y el Conicet habían recomendado no utilizar los test rápidos comprados en China porque eran "defectuosos". Además, aseguraron que uno de los kits, "que presenta sensibilidad baja y que se usaron" fueron donados por una empresa.

Todo comenzó con una nota del diario La Nación que aseguraba: "En la Casa Rosada reconocen que los test de la firma china Zhuhai Livzon Diagnostics, que ya se usaron en las estaciones de Constitución, Retiro y Once, no eran lo esperado".

En el mismo artículo publicado este domingo se explicaba que "una investigación realizada por la Unidad COVID-19, que depende del Ministerio de Ciencia y Tecnología y el CONICET, no recomendó su uso para uno de los dos anticuerpos, y sobre el segundo anticuerpo, el de aparición más tardía, advierte que el test presenta problemas para su lectura".

Desde la cartera de Ginés González García desmintieron esta situación y aseguraron: "Se sabe que ningún test tiene 100 por ciento de sensibilidad y especificidad". Además, destacaron que "hay diferentes test". "Está el que busca el virus, que puede ser un antígeno o el genoma y que tiene validez diagnóstica y epidemiológica, de seguimiento para las personas, para el alta (por ejemplo la PCR); y están los test serológicos que buscan anticuerpos, que pueden ser los más precoces, que son la IgM y la IgG", sostuvieron.

Frente a esto, revelaron que cuando llegaron estos kits "se le pidió la validación al Conicet y al Mincyt" antes de planificar el estudio. Ese análisis arrojó que "en la IgM la sensibilidad es baja y recomendaban no usarla y en la IgG tiene un promedio de 80% de sensibilidad y que sugerían observar bien específicamente al ser tenue para evaluar el positivo".

Por este motivo, se decidió implementar estas pruebas en el Estudio de Vigilancia COVID-19, destinado a detectar anticuerpos (IgG) para determinar la proporción de la población que se infectó sin saberlo y medir la circulación del coronavirus.

Las pruebas se realizaron en puntos de alta circulación de personas, como lo son las estaciones Constitución, Retiro y Once, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entre el 27 y el 29 de abril, y se detectaron ocho positivos de 1251 pasajeros analizados.

"No se usó la IgM, y se entrenó al personal para que observen la tira respecto a lo tenue y los 20 minutos, por eso pedimos que las personas no hayan tenido fiebre en los últimos 21 días", aclararon las autoridades de salud frente a las afirmaciones publicadas en el mencionado artículo que aseguraban que los test "detectan apenas con una banda de luz tenue la presencia de solo uno de los dos anticuerpos contra el COVID-19 para los que fueron diseñados".

Desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el ministro Salvarezza también salió a desmentir las versiones que indicaban que desde su cartera no recomendaban el uso de test rápidos y aseguró que "son adecuados" para detectar anticuerpos.

"Las tiras reactivas (conocidas como test rápidos) usadas por el Ministerio de Salud en las estaciones de Constitución, Retiro y Once son adecuadas para hacer estudios epidemiológicos. Tienen una sensibilidad de 80%, siendo de las mejores que testeamos en el país para detectar IgG", apuntó.

Cómo es el estudio en las estaciones de tren
Las personas deciden participar de forma voluntaria. El paso a paso para realizar el test es muy sencillo y demora entre 15 y 20 minutos.

En el caso de estar de acuerdo, se les realiza una breve entrevista para saber si cumplen con los criterios del estudio. Esto es que no hayan presentado fiebre ni síntomas respiratorios o pérdida súbita del sentido del olfato y del gusto en los últimos 21 días.

También se les realiza un scanner térmico para detectar si tienen temperatura y, en el caso de no presentar fiebre, se procede a la toma de una pequeña gota de sangre –a través de un pinchazo capilar en el dedo– para colocarla en el test.

Durante la espera del resultado las personas reciben información sobre cuidados para evitar la transmisión del virus y finalmente el equipo médico comunica el resultado de la prueba a la persona

Te puede interesar