Cáncer: ¿Un análisis de sangre para detectarlo?

El diagnóstico temprano de la enfermedad es clave para combatirla. La revista Science describió una técnica inédita para descubrir tumores en personas sin síntomas
Screen-Shot-2020-04-29-at-12.05.42-PM

Si se vive lo suficiente, una persona tiene muchas probabilidades de desarrollar un tumor, aseguran los investigadores del tema. También argumentan que, si se detecta a tiempo, las probabilidades de supervivencia son infinitamente superiores.

En consecuencia, uno de los principales esfuerzos en la lucha contra el cáncer es la mejora del diagnóstico precoz, pero además hay que mantener otro equilibrio: no convertirnos en enfermos preventivos y evitar el tremendo estrés de los falsos positivos.

Esta semana en que los tests parecen una necesidad humana básica, la revista Science publica los resultados de un experimento que trata de mejorar el diagnóstico de cáncer a través de análisis de sangre.

Por primera vez en la historia, un grupo de investigadores de EE.UU.,liderados desde el Johns Hopkins Kimmel Cancer Center en Baltimore, demostró que es posible utilizar un análisis de sangre para detectar tumores en personas asintomáticas y a las que nunca se les había diagnosticado la enfermedad.

De qué se trata
Lo que hacen este tipo de biopsias líquidas es buscar en la sangre rastros de mutaciones frecuentes asociadas con determinados tumores. Después, para confirmar de forma independiente la existencia de un tumor y su localización, los autores del trabajo aplicaron técnicas de diagnóstico por imagen PET/TC (Exploración por tomografía por emisión de positrones – tomografía computada).

“Por ejemplo, podríamos detectar un cáncer de pulmón con el análisis de sangre y después la imagen nos diría en qué pulmón se encuentra, su tamaño y si hay lesiones metastásicas. El análisis de sangre por sí solo no nos daría una información tan precisa”, señala Nickolas Papadopoulos, coautor del estudio y oncólogo de Johns Hopkins. Con esta comprobación, también se reducirían las probabilidades de dar falsos positivos.

Sin embargo, la sensibilidad permitiría detectar menos de un tercio de los tumores, algo que hace que este sistema esté aún lejos de su aplicación en la clínica, según explica Rodrigo Dienstmann, investigador principal del Grupo Oncology Data Science (ODysSey) del VHIO de Barcelona que no ha participado en el estudio.

La aplicación de esta técnica en la clínica aún requiere amplios estudios que permitan demostrar que detecta un porcentaje de tumores mucho mayor y que esa detección hace posible aplicar tratamientos que prolonguen la vida de los pacientes.

El potencial de esa tecnología sería enorme desde el punto de vista terapéutico y también empresarial, como evidencia la amplia declaración de intereses de los autores, casi todos consultores o directivos de empresas que pretenden explotar este tipo de avances.

Para tratar de incrementar la sensibilidad de tests como el que se presenta en Science, Dienstmann explica que se están haciendo ya estudios que incorporan otras señales de la presencia de tumores como “marcadores de metilación o aneuploidía, que avisan de la presencia de un cáncer con muy poca cantidad de ADN en sangre”.

Por ahora, en el día a día de los oncólogos, la aplicación de la biopsia líquida es útil para seguir a pacientes que se sabe que ya tienen cáncer. La presencia de determinadas mutaciones puede ayudar a ajustar el tratamiento más adecuado y la ausencia de ADN tumoral, puede ser la señal de que una cirugía para extirpar un cáncer tuvo éxito.

Te puede interesar