Un informe de la OMS alertaba hace un año que estaba presente "la amenaza de una pandemia de gripe"

A principios de 2019, el organismo aseguraba que el riesgo de una enfermedad, trasmitida de animales a humanos, "era constante y real".
1580408619-0001oj1mc

En marzo de 2019, un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre una enfermedad similar a la gripe que podía extenderse por el mundo en pocas horas y provocar la muerte de millones de personas.

En aquel momento, se difundió un informe con el nombre de “Estrategia Mundial contra la Gripe 2019-2030” que advertía sobre una nueva pandemia y hacía un llamamiento a los líderes mundiales para proteger a la población mundial.

“La amenaza de una pandemia de gripe sigue presente. El riesgo de que un nuevo virus de la gripe se propague de los animales a los seres humanos y cause una pandemia es constante y real. La cuestión no es saber si habrá una nueva pandemia de gripe, sino cuándo ocurrirá. Debemos mantener la vigilancia y prepararnos, porque el costo de una gran epidemia será muy superior al de la prevención”, explicaba el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

La estrategia presentada, producto de un trabajo conjunto de la OMS con círculos académicos, la sociedad civil, el sector privado y diferentes expertos, pretendía marcar el camino a seguir para proteger a la población mundial y llamaba a reforzar los sistemas de salud para luchar contra la enfermedad.

Para ello, planteaba dos objetivos esenciales:
1. Fortalecer las capacidades nacionales de vigilancia y respuesta, de prevención y tratamiento, y de preparación. Para lograrlo, cada país debe elaborar un programa específico adaptado a sus necesidades que contribuya a la preparación nacional y mundial y a la seguridad sanitaria.

2. Elaborar mejores instrumentos de alcance mundial para prevenir, detectar, controlar y tratar la gripe, como vacunas, antivíricos y tratamientos más eficaces, con el fin de garantizar que todos los países tengan acceso a ellos.

“Esencialmente, se trata de preparar a los sistemas sanitarios para gestionar las crisis, algo que solo lograremos reforzando y mejorando la salud de los propios sistemas”, señalaba Ghebreyesus, hacia el final del documento.

La incógnita que se plantea hoy es porqué no se prestó atención a estas recomendaciones de la OMS, que ya hace un año alertaba que se desataría una pandemia como la del coronavirus.

Te puede interesar