Coronavirus y citas amorosas: encuentros suspendidos y nada de besos y abrazos

Nuevos códigos sociales se impusieron velozmente en nuestra sociedad. Recaudos de las apps más conocidas y sensaciones en los primeros días del “aislamiento social”.
coronavirus-y-pareja-foto-shutterstock___mH4SUV9b_1256x620__1

Quedarnos en casa salvo para lo estrictamente necesario, trasladar la oficina al hogar y hacer home office y que los chicos continúen aprendiendo de manera remota son algunas de las pautas que se están tomando en Argentina para hacer frente al avance del coronavirus. Entre las múltiples sensaciones con las que todos lidiamos hoy enfrentándonos a una situación excepcional y desconocida, que puede dar miedo, generar incertidumbre y la sensación de que el mundo, tal como lo conocíamos, cambió de manera drástica. Hay otras lógicas para ir a comprar a la verdulería sin amontonarnos, para pagarle al cajero del supermercado chino a través de un protector plástico y, claro, minimizar el contacto físico: nada de besos y abrazos. ¿Cómo se llevan estos nuevos códigos sociales son las apps de citas que, justamente, lo que promueven -o al menos lo que busca la mayoría de los que dedican tiempo (y muchas veces también dinero) de pasar tiempo allí- es el encuentro físico amoroso?

Según publicó el diario inglés The Guardian, la app OKCupid, cuyo diferencial se basa en el listado de preguntas que le solicita responder a cada usuario para “emparejar” a las personas por medio de un algoritmo, les envió un alerta a cada uno preguntándoles si el coronavirus había afectado su relaciones y citas. La compañía, dice dicho medio, impulsó la pregunta tras notar un aumento del 262% en el número de menciones del virus Covid-19 en los perfiles del Reino Unido durante los primeros meses del año. Sin embargo, cuando se les preguntó si habían bajado sus intenciones de tener citas por el virus, el 93% contestó –según el artículo publicado el 10 de marzo- que seguirían viendo personas en la vida real, aunque la permanencia en casa también parece haber aumentado la conexión virtual, y la app registró un aumento del 7% de las nuevas conversaciones en esos días.

Tinder, una de las apps más conocidas, por su parte, sumó un alerta en la aplicación, que advierte de la necesidad de tomar recaudos. Consultados por Entremujeres Clarín, voceros de la empresa dijeron: “Como antecedente y para su referencia, Tinder está consciente de que nuestros miembros a veces se encuentran en persona. Considerando la situación actual, queremos recordarles sobre las precauciones que deben tomar. Dichas recomendaciones provienen de la Organización Mundial de la Salud. También, dentro del aviso, se incluye el link directo al sitio de la OMS, facilitando acceso directo a la organización para todos los que disfrutan de Tinder”.

En la misma línea, Grindr, una aplicación de citas en línea destinada a hombres gays y bisexuales, respondió la consulta de Entremujeres Clarín sobre el tema: "La salud y seguridad de nuestros usuarios es una prioridad para Grindr. Recomendamos a los usuarios que sigan las pautas proporcionadas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, y hemos publicado estas pautas en la aplicación Grindr para ayudar a los usuarios a tomar las mejores decisiones informadas al interactuar con otros".

Adultos, grupo de riesgo
El Gobierno nacional pidió especialmente a los adultos mayores de 60 años tomar recaudos y minimizar al máximo las salidas y contactos con otras personas. Encontrarse.com es un sitio web para encontrar gente y hacer salidas grupales cuyo foco son, justamente, las personas de más de 50 años. Consultados por Entremujeres Clarín, contaron que están implementando medidas preventivas en torno a la salud.

Mientras que habitualmente agendan alrededor de una centena de salidas mensuales, suspendieron todas las actividades en espacios cerrados e, incluso, cuentan que en aquellas que aun siguen vigentes, la participación cayó un 60%. “Armamos todo un calendario de actividades virtuales: juegos en el chat, encuentros por una plataforma interactiva de video, talleres, encuentros de meditación y reflexión, capacitaciones”, dice Sergio Naidich, fundador de Encontrarse.com. Y cuenta, además, que están invitando a todos los organizadores de salidas grupales a sumarse a organizar encuentros en plataforma virtual, por lo que arman capacitaciones para quien quiera organizar reuniones virtuales.

De lo real a lo virtual
“La situación que estamos viviendo altera la forma de relacionarnos, saludarnos, etc. y esto obviamente llega a una primera cita o encuentro, alguien que estás conociendo y no sabés exactamente cuáles son las condiciones de esa persona. Me parece que psicológicamente desnaturaliza algo que podría ser de otra manera y lo altera, y le saca un sentido que estamos acostumbrados a que suceda y que es muy importante para un primer encuentro de pareja, si tenés ganas de darle un beso o abrazarlo… Por eso afecta significativamente esos encuentros”, comenta a Entremujeres Clarín Sebastián Girona, psicólogo experto en vínculos.

Es que este cambio de hábitos y costumbres se dio rápido y no es libre albedrío: la frase que insiste con “no son vacaciones” es un ejemplo de esto y de cómo debemos tomar conciencia de la importancia de adherir a las medidas. Pero, claro, el impacto emocional lo transita cada uno como puede.

Tecnología al rescate
Valeria Schapira, periodista, escritora y creadora de Viajo Sola, asegura que siempre fue fan de la tecnología puesta al servicio de hacernos la vida más simple. Hace años le interesa el mundo de las citas en línea -porque “abren posibilidades y cabezas, y a mí me gusta todo lo que salga de la caja”-. Se suscribió a un portal de citas hace quince años, escribió un libro sobre amor online hace más de una década y, como ella misma cuenta, fue blanco de burlas. “Pasó el tiempo y, lo que era motivo de risa y prejuicio, hoy es la manera más común de vincularse sentimentalmente”.

“El coronavirus nos ha tomado a todos por sorpresa, obligándonos a replantear un sinfín de cosas del modo en que vivimos. Y las relaciones –ya complejas de por sí- se entretejen en la red de esta incertidumbre. Todo lo desconocido da miedo y pone a la defensiva. Y si hablamos de miedo, en tiempos de coronavirus y aislamiento surge el temor con mayúsculas. Al contacto físico, a los virus, a la finitud”. Y reflexiona: “La tecnología, una vez más, viene a nuestro rescate y nos permite conectar. Saber que no estamos solos en el mundo. Soñar con una pareja si es que no la tenemos. Ver si matcheamos. Hacer planes a futuro con esa persona que encendió la chispa de la ilusión. Llamarnos y hablar. Relacionarnos desde otro lugar. Porque también esto pasará. Y podremos volvernos a abrazar y a besar. Porque el amor contagia amor. Y eso es lo que el mundo necesita”.

Sobre el cambio de reuniones presenciales a reuniones virtuales, Naidich cuenta que mientras algunas personas se muestran abiertas a lo nuevo, otras “se embotan” y dicen cosas como “no es lo mismo que sea virtual, no tiene sentido, era un taller vivencial, no virtual. Mejor esperar y cambiar la fecha”, “nunca participé en cursos en forma virtual, es una modalidad que al menos a mí no me resulta, soy de otros tiempos, por lo que esperaré a que se repita en otro momento”.

Algunos participantes, incluso, les transmitieron que esta situación los está deprimiendo. Comenta a Entremujeres Clarín que les han dicho “no tengo ganas de conocer a nadie, prefiero quedarme encerrada” o “estoy bastante bajón y esto de no reunirnos por el coronavirus me está haciendo peor que el virus”.

Fuente: entremujeres 

 

 

Te puede interesar