Coronavirus y cuarentena: qué hacer con los chicos en casa

Cómo entretenerlos sin perder la paciencia y la calma familiar. Una decena de actividades para hacer sin salir de casa.
que-hacer-con-los-chicos___S7jbG2Gk_1256x620__1

No son vacaciones, la plaza no es una opción y, menos, los encuentros o visitas amigos: si una familia con chicos se ve obligada a permanecer unos días en cuarentena ante una sospecha de coronavirus, se enfrenta, además, al desafío de cómo entretenerlos sin perder la paciencia y la calma familiar. Sin las opciones de ir a la calesita, jugar a la pelota, salir a un cumpleaños, al cine o a algún bar con juegos infantiles, algunas ideas para activar la creatividad bajo techo en tiempos de COVID-19.

Lo hacemos por nosotros y por los otros
Es importante explicarles a los chicos cómo es la situación que estamos viviendo a nivel mundial la infección por un virus en particular que hasta ahora no era conocido. Decirles que hay muchas personas que se contagiaron y todas las personas que vienen de esos lugares tienen que aislarse al llegar a la Argentina, para cuidarse a sí mismos y a los demás.

Mientras pone de relieve la importancia de explicar que el respeto por el otro es clave en el aislamiento, Nakab detalla que el aislamiento implica que durante el periodo de incubación -14 días- las personas no deben tener contacto social para evitar contagios, pero los chicos no tienen que cumplir un régimen especial más que permanecer en su casa con sus padres. Por eso, la médica insiste en priorizar que esta medida se basa en el respeto por el otro y, a raíz de eso, buscar las mejores estrategias para entretenerse dentro de casa.

"Hay que transmitirles que estas medidas son para cuidarnos, no son una tragedia. Trataría de desdramatizar con los chicos. A veces estas cosas suceden y está bueno que nos cuidemos. Puede ser una buena oportunidad para enseñar lo que es limpieza de manos, cuidado de la higiene personal y se informen más a ellos y a los chicos respecto a esta cuestión", dice a Entremujeres Clarín Andrea Abadi, directora infanto juvenil de INECO.

¿Cómo les explicamos que no podemos salir a la calle? Abadi recomienda que, en estos casos, se les diga a los niños que hay un virus que podría llegar a ser contagioso pero que no a todos puede enfermarnos. El mensaje podría ser: "Para protegernos entre todos, se decidió que nos quedemos en casa, así este virus no sigue encontrando personas a los que infectar, también porque hay gente que tal vez sin quererlo o sin saberlo puede tenerlo y nos lo puede transmitir". Lo fundamental, dice la experta, es dejarles en claro que lo que puede suceder es una gripe, con resfrío y fiebre.

Y agrega: "Debemos explicarles que este virus va saltando de una persona a la otra y en muchos países están con muchas complicaciones para frenarlo, por eso los médicos pensaron que lo mejor es quedarse en casa. Cuando alguien infectado se queda en su casa, de esta forma se logra no transmitir el virus a otras personas y de esa manera estamos encerrándolo y debilitando".

Aprovechar el momento
Las especialistas sugieren que transmitamos una idea positiva en la que, a pesar de las circunstancias, podamos aprovechar el momento de estar juntos y compartir tiempo sin correr. "Me parece que los chicos pueden vivenciarlo más que como una pérdida como una ganancia. Es una buena oportunidad para leer, pintar, hacer collages, maquetas", dice Abadi.

En la misma línea, Beatriz Goldberg, psicóloga y escritora experta en crisis, indica que, "si bien cuesta mucho, podríamos centrarnos más en lo que ganamos que en lo que perdemos. No hacemos esta salida, pero armamos algo interesante en casa o hacemos juegos que no hacemos cuando salimos".

1 - Desempolvar los juegos de mesa, y recordar los de nuestra infancia. Dados, cartas, y cualquier juego de mesa que tengamos en casa sirve para compartir un momento juntos. Juegos de palabras como el "tutti frutti" (también llamado "mercadito" o "basta") pueden ser opciones sencillas para pasar el rato sin más elementos que lápiz y papel.

2 - Animar la lectura. Invitarlos a leer libros con más tiempo y dedicación de la que podemos destinar habitualmente. Mostrarles historias que aun no compartimos. Leerles y que ellos nos lean. Hacer cuentos de cadáver exquisito y concursos de cuentos inventados.

3 - Cocinar en familia y preparar meriendas curiosas. Con los chicos más grandes o más pequeños, esta actividad siempre atrae la atención. ¿A qué niño no le divierte preparar su propio almuerzo o sus propias galletitas?

4 - Incentivar las actividades artísticas. Estas disciplinas son ideales para estar en casa, bajo techo, porque no necesitan mucho espacio. Podemos sacar lápices, crayones, marcadores, témperas y todo lo que tengamos a mano para dejar fluir el costado artístico de los chicos (y el nuestro). Para los más grandes, también tijera y pegamento para hacer collages. Cartulinas son opciones para hacer obras de arte familiares en conjunto, en las que pueden colaborar todos e ir completándola todos los días.

5 - Cantar, escuchar música y bailar. Armar la discoteca en casa y bailar con ellos desde La vaca Lola al último tema de Billie Eilish. Distintos géneros musicales nos abrirán la puerta a estados de ánimo y momentos diferentes del día. Podemos hacer karaoke y concursos de canto familiares.

6 - Usar tutoriales para aprender alguna disciplina nueva. Las maravillas de Internet serán una ventana a aquellas disciplinas que siempre quisimos aprender y no nos dimos el tiempo. Yoga o meditación, baile, automaquillaje o peinado...

 

Te puede interesar