Los riesgos de crear alcohol en gel casero

Debido a la falta de este producto de higiene en los supermercados y farmacias, se están difundiendo tutoriales para crear una propia solución en casa. ¿Cuáles son los peligros?
hand-sanitizer

Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó pandemia el nuevo coronavirus (Covid-19), las alarmas se encendieron aún más de lo que estaban.

Como una de las recomendaciones más fuertes es la de “lavarse las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón”, esto generó un desabastecimiento de alcohol en gel y, posteriormente, la difusión de diversas maneras de crear uno casero, algo poco efectivo y que puede ser muy peligroso.

Alcohol en gel casero
Uno de los puntos más importantes con respecto a esta fabricación casera, es que no se puede asegurar que el producto esté lo suficientemente higiénico o estéril como para ponértelo en las manos. Desde Con Bienestar consultamos con Margarita Marchán, pediatra del Departamento de Toxicología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez (M.N. 65009) y nos puntualizó, principalmente, en las normas de higiene.

No es lo mismo hacerlo en un laboratorio, que cuenta con las normas adecuadas, a hacerlo en un recipiente que no está estéril (lo mismo en el envase donde se guardará), “donde las personas ponen una cantidad de gel, o de una sustancia que hay que hidratar, que no la hidratan con agua esterilizada, y que puede contener otros gérmenes”.

La pediatra es clara: “No se puede asegurar que ese producto no tenga alguna bacteria porque el que lo hizo no se lavó bien las manos, y que, en vez de ponerte alcohol en gel, estén poniéndose una bacteria”. Además, este producto, tanto de laboratorio como casero, “no mata todos los gérmenes”. Sirve como higiene, pero no como esterilización.

En realidad, al usarlo, no combatís algunas bacterias o gérmenes peligrosos. "La gente cree que con el alcohol está cubierta pero no es tan así, hay que insistir mucho con el lavado de manos", explica

“No recomendaría la elaboración casera. Si tenés alcohol en gel, bueno, insistamos con lavarnos las manos permanentemente, porque la realidad que lo más higiénico es el lavado de manos con jabón, el alcohol en gel se debería usar cuando no tenemos posibilidades de lavarnos”, afirma Marchán.

Otro de los problemas en relación a este producto es que la gente exagera, y así lo describe la pediatra: “A veces, en vez de poner la concentración que hay que poner, ponen más, y creen que más concentrado es más efectivo, cuando no es así. Y encima, se lo ponen a los chicos, y no solo en las manos, le ponen en la cara, en los brazos. Ojo que el alcohol se absorbe por piel, con mayor facilidad en los chicos, y una de las cosas que da es una borrachera".

Te puede interesar