Juguetes: desinfectar o no desinfectar, ¿esa es la cuestión?

Limpiar los juguetes de los chicos previene la transmisión de enfermedades. ¿Cada cuánto y cómo debemos hacerlo? Qué es la “hipótesis de la higiene”.
es-normal-que-los-ninos___L54tbjKU_1256x620__1

"Los juguetes ​son una parte fundamental en el desarrollo de los niños, facilitando la maduración de las distintas funciones motrices, sensitivas y sensoriales", asegura el vicepresidente de la Asociación Toxicológica Argentina, Ricardo Fernández. Y por lo necesarios que son para estimular y entretener a nuestros pequeños (y por lo mucho que les gustan también), debemos asegurarnos de tomar las medidas necesarias para conservarlos limpios y mantener sanos a nuestros hijos, sobre todo, si son menores de tres años.

“Es normal que los niños -en especial, los bebés- se lleven objetos a la boca, duerman con sus peluches o gateen por el suelo, propiciando así un mayor número de infecciones por contacto con estos objetos o superficies, incluso si están dentro del hogar”, explica el neuropediatra Claudio Waisburg a Entremujeres Clarín.

De hecho, las intoxicaciones por juguetes son una de las causas de consulta en los servicios de urgencia, siendo la más frecuente por ingestión oral. Ocurren en mayor medida en niños menores de cinco años, principalmente, entre los dos y los tres. “El afán investigador de los niños de esta edad, junto con la ausencia de sensación de peligro, los hace más proclives a investigar y probar lo que encuentren”, asegura el doctor Fernández.

Cada cuánto limpiar y desinfectar juguetes
Nuestros hijos están propensos a contraer enfermedades cuando se prestan juguetes, porque no solo los tocan, sino que tienden a metérselos en la boca, ya que se trata de una de las formas que tienen de explorar el medio que les rodea. 

Según el toxicólogo, limpiar y desinfectar juguetes, es suficiente cada 15 días o un mes. Sin embargo, cuando éstos se comparten con varios niños -como en guarderías, consultorios, jardines maternales, etc.-, los juguetes deben lavarse y desinfectarse semanalmente.

Si encontráramos el juguete visiblemente sucio, claro, deberíamos lavarlo en el momento. Sugiere desinfectarlos después de que varios niños jugaran con ellos para evitar transmitir enfermedades infectocontagiosas.

Guía para lavar y desinfectar juguetes
Algunas sugerencias, según las indicaciones del Comité de Prevención de Lesiones de la Sociedad Argentina de Pediatría y el neurólogo Claudio Waisburg:

Juguetes de plástico

Los juguetes de plástico deben lavarse con un cepillo de cerdas, con jabón blanco y agua caliente (el jabón regular es suficiente). No hacen falta jabones antibacterianos.

​Se pueden desinfectar utilizando 2 gotas de lavandina por litro de agua que no esté caliente. Basta con sumergirlos y dejarlos en remojo durante 5 minutos.
Es fundamental enjuagarlos con agua tibia y dejarlos a secar en lugar limpio y al aire libre.
Juguetes de madera o metal

Lavar la superficie con un paño o rejillas de tela humedecidas en agua jabonosa y escurrida. Secar con otro paño o rejilla de tela seco y limpio.

Para desinfectar, se puede echar un chorro de vinagre blanco (100 ml) a la mezcla de agua jabonosa.
​Debemos asegurarnos de enjuagar muy bien con agua. Dejarlos a secar en lugar limpio y al aire libre.

Juguetes de tela o peluche

Los juguetes de tela como los peluches o ropa de muñecos en general se deben lavar en el lavarropas con agua caliente y jabones habituales. Se puede utilizar el vinagre blanco para limpiar y desinfectar. Lo mejor es escoger un ciclo de lavado corto y con un centrifugado mínimo para no romperlo.
​La desinfección se realiza cuando pasan por la lavadora en el ciclo de secado (se recomienda a 55°).
​Debemos asegurarnos de enjuagar muy bien con agua. Dejarlos a secar en lugar limpio y al aire libre.

Si no es lavable porque tiene un mecanismo o va con pilas

Retirar las pilas si las tiene.
​Frotar el exterior del juguete con un cepillo de cerdas suaves (por ejemplo, cepillo de uñas) y con un poco de jabón.
Eliminar el jabón con un trapo mojado hasta que esté aclarado por completo.
​Para eliminar los ácaros, podés meter los juguetes en una bolsa en el congelador durante una noche.
Si el juguete está muy sucio, evaluar si es conveniente desecharlo para proteger la salud de tu bebé.


 

Te puede interesar