Todo lo que debes saber sobre la harina de café

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
El café es un fruto que está formado por varias capas. La llamada cereza tiene una pulpa exterior que protege el interior que es el grano de café.
Harina-de-caf

Así que la pulpa externa y el grano verde, ambos se pueden utilizar para elaborar la harina de café, generando dos productos muy similares aunque con ciertas diferencias en características y beneficios.

Harina de café
Para hacer la harina, las cerezas de café sobrantes se secan y se muelen hasta obtener un polvo muy fino, que en realidad no sabe a café, ya que están hechas de granos. De un sabor ligeramente afrutado, el cual puede incorporarse a recetas dulces (pastas, granola, barras, brownies, galletas, etcétera), siendo una excelente forma de incrementar la ingesta de fibra y minerales.

Es un producto que concentra una gran cantidad de nutrientes saludables. Este ingrediente además conservar todos los antioxidantes que pierde el café al tostase, lo que se traduce en combatir enfermedades, incluyendo el ácido clorogénico que puede ralentizar la liberación de glucosa, controlar la presión sanguínea y probablemente ayudar en el tratamiento de enfermedades del corazón y el cáncer. También cuenta con más fibra que la harina integral de trigo, es más rico en proteínas vegetales, hierro y potasio. Además, no tiene gluten, es bajo en grasas y la presencia de cafeína es mínima que la que contiene el café de grano.

Y aunque habría que hacer hincapié que aún no hay muchos estudios que avalen todos estos beneficios nutrimentales de la harina de café, algunos portales ya lo mencionan como un superalimento. Así que este producto que conlleva ventajas ambientales y socioeconómicas y posee propiedades nutricionales considerables, habría que ver cómo evoluciona y si realmente se convierte en una tendencia de fácil acceso que podría desbancar a unos cuantos ingredientes en la cocina. ¿Y tú, ya lo conoces?

Te puede interesar