Helados saludables y súper ligeros

Qué puede impedir comer un helado en estas tardes calurosas, más que estar a dieta. Pero como no se trata de que nadie se quede reprimido ante ese capricho helado, he aquí un par de ideas que puedes hacer para disfrutar de helados saludables, deliciosos y súper ligeros ¡Nada que ver con la versión industrializada!
Varios-conos-helado

Helado de avena
Este helado es rico, sano y nutritivo. Así que vierte en un bol 4 cucharadas de copos de avena, 1 cucharada de miel y 250 ml de yogur natural. Mezcla todo hasta que quede homogéneo (si es necesario agrega un poco de leche) incorpora arándanos. Lleva al congelador al menos 4 horas. Transcurrido el tiempo, bate de a poco hasta obtener una textura ligeramente cremosa. Vuelve a llevar al congelador durante 2 horas, sacando de vez en cuando para remover y evitar que se formen cristales. Sirve y disfruta de este helado.

Helado de yogur
Esta receta es muy nutritiva y cremosa: Tan solo congela una porción de yogur griego natural desnatado durante al menos 4 horas. Transcurrido el tiempo, saca y bate el yogur junto con unas gotas de esencia de vainilla, ralladura de limón y un poco de miel orgánica. Vierte a un molde y lleva nuevamente a congelación durante 2 horas, sacando de vez en cuando para remover y evitar que se formen cristales. Cuando se obtenga la textura deseada, saca, sirve y acompaña con fruta de tu preferencia.

Te puede interesar