Dieta volumétrica asegura una baja de peso gradual

Cada año emergen nuevos regímenes alimenticios para adelgazar que prometen perder peso en poco tiempo.
diabetes-dieta-z

De qué trata
La dieta volumétrica se trata de comer una cantidad de alimentos con pocas calorías para lograr saciarse sin correr el riesgo a subir de peso. De esta forma, se elimina la sensación de hambre que está presente en la mayoría de dietas. Los alimentos que nos mantienen saciados sin engordar son las verduras de hoja verde, la carne magra, el pescado azul, los lácteos desnatados, el pepino, la naranja, la manzana, la fresa/frutilla y el pomelo/toronja. De igual forma, los alimentos que tienen mayor densidad calórica y, por tanto, habría que evitar es el atún en aceite, el queso curado, las carnes grasientas, los embutidos, los frutos secos, los pasteles, las galletas y las papas fritas.

Los pros
El sentir hambre no nos gusta nadie, pero ciertas personas pueden padecer más que otras en las mismas circunstancias, ya que no pueden evitar pensar qué quieren comer y terminan experimentando ansiedad y, por tanto, abandonan la dieta. Sin embargo, en este régimen alimenticio no hay platos cerrados, por lo que tú decides qué comer. Es importante que te sientas lo más libre posible cuando haces una dieta, ya que resulta más fácil no sentirse atado.

Los alimentos que se eliminan de la dieta volumétrica son los que tienen más colesterol y aportan más azúcares. Así que los más recomendados son ricos en vitaminas, minerales y proteínas. Todo lo que necesitamos para estar saludables, nutridos y con energía necesaria para rendir el día al máximo.

Los contras
Aunque bien es cierto que puedes elegir los alimentos, también es fundamental conocer la densidad calórica de los mismos. Esta dieta busca comer más cantidad sin engordar, por lo que si olvidamos este punto no vamos a lograr el objetivo e incluso podría llegar a ganar kilos demás.

Un problema significativo podría ser cuando no te gustan los alimentos que estás ingiriendo. Si aborreces la verdura, es posible que puedas tomarla con cierta frecuencia durante cierto tiempo, pero será difícil comprometerse a largo plazo. Además, si crees que te va a costar trabajo echar de menos los hidratos de carbono, lo ideal es que selecciones otra dieta.

En conclusión, para seguir una dieta con éxito, lo más importante es conocerse. Una vez que analizas todo esto, es posible conseguir resultados positivos para mantenerse en un peso determinado, siempre y cuando se vaya de la mano de los expertos.

Te puede interesar